martes, 31 de diciembre de 2013

Lista Santiago de Cuba para celebrar el aniversario 55 de la Revolución

RAFAEL CARELA RAMOS Santiago de Cuba se encuentra lista para celebrar el acto central nacional por el Aniversario 55 del triunfo de la Revolución cubana, mañana lro. de enero del 2014, a las 6 de la tarde. El emblemático Parque de Céspedes, que acogerá a más de 3 000 santiagueros, en representación de todo el país, y el Ayuntamiento Municipal, desde cuyo balcón Fidel proclamara el triunfo de la Revolución, el lro. de Enero de 1959, ya están preparados para la conmemoración de la efemérides. Como parte de la celebración, se han remozado los principales edificios del casco histórico de la ciudad, y en las comunidades la población se esfuerza por hacerlas más limpias y embellecidas. Santiago de Cuba llega a este histórico aniversario con resultados positivos en la economía, con el 105 por ciento de cumplimiento de la producción mercantil, entre otros logros; así en la Salud Pública, la Educación, la Cultura y el Deporte, donde destaca la clasificación de su equipo de béisbol para la segunda etapa del campeonato nacional de la disciplina. De la misma forma, se llevan a cabo actividades artísticas y culturales en parques y plazas de la ciudad, y se desarrollan desde el 28 de este mes y hasta el 5 de enero, las Noches Santiagueras, con la actuación de grupos artísticos nacionales y de la provincia. Previo al acto político cultural por el Aniversario 55, hoy 31 de diciembre, a las 12 de la noche, se efectuará la Fiesta de la Bandera, una tradición que se remonta al 31 de diciembre del 1901, cuando el primer alcalde de la ciudad, Don Emilio Bacardí, arrió la bandera de Estados Unidos e izó la Bandera cubana. Santiago de Cuba está de fiesta y con la mira puesta en el futuro, que con el esfuerzo de todos ha de ser mejor.

miércoles, 25 de diciembre de 2013

Frase para una buena Navidad (LXXXIII)

"Yo amo, tu amas, el ama, nosotros amamos, vasotros amaís, ellos aman. Ojalá no fuera conjugación, sino realidad". Mario Benedetti.

El sector social, prioridad del Presupuesto cubano 2014

RAFAEL CARELA RAMOS Un presupuesto de 43 mil 258 millones de pesos para el año 2014 fue aprobado en el Segundo Período Ordinario de Secciones de la VII Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba, efectuado el pasado fin de semana. De ese monto, el 54 por ciento corresponde a los servicios sociales, en los que la Educación y la Salud Pública representan el 27 por ciento y el 22 por ciento, respectivamente, pese a las dificultades económicas del país bloqueado por EE.UU. desde hace más de medio siglo, contrario a lo que ocurre en la mayoría de las sociedades de consumo, donde ante esta situación, se reducen las asignaciones para estos fines. En relación con la Salud, con este presupuesto se garantizan los gastos para más de 80 millones de consultas médicas, 22 millones de consultas estomatológicas y 113 mil ingresos hospitalarios, además del nivel adecuado de medicamentos, utensilios, materiales de curación y los recursos para la higienización y eliminación de vectores. Para la Asistencia Social se destinan 341 millones de pesos, 114 millones más que en el 2013. De esta cifra, el 58 por ciento se asigna a la atención al estado constructivo de las Casas de Abuelos y Hogares de Ancianos, en correspondencia con el envejecimiento de la población, cuya esperanza de vida es de 79 años, y de que los mayores de 80 años son ya el 18,3 por ciento de la población. A esto se une el respaldo al pago de pensiones de mas de 1 millón 7 00 mil jubilados en el país. Estas decisiones responden a la política de priorizar al sector social, no obstante a las dificultades económicas del país, debido a la actual crisis económica internacional, el bloqueo de USA, la contracción de ingresos por exportaciones, cuyos precios disminuyeron en tanto aumentaron los de los productos importados, habida cuenta de que en la sociedad cubana lo primero es el hombre. Como afirmara en su discurso de clausura de la última Sección de la Asamblea Nacional el presidente cubano, Raúl Castro Ruz, aquí “ no habrá espacio para someter a nuestro pueblo a los efectos de los fallidos paquetes de ajustes que condenan a la miseria a las granes mayorías, nunca admitiremos en la Cuba revolucionaria terapias de choque”, tal y como tiene lugar en muchos países del mundo, en `particular, Europa, con los conocidos y abrumadores casos de España, Grecia, Italia y Portugal.

jueves, 12 de diciembre de 2013

La urgencia de una disciplina urbana y territorial

#Cuba Los Lineamientos aprobados en el 6to Congreso del Partido le asignan al Sistema de la Planificación Física la misión de elevar la calidad y la jerarquía de los planes generales de ordenamiento territorial y urbano a nivel nacional, provincial y municipal, su integración con las proyecciones a mediano y largo plazo de la economía y con el plan de inversiones, tomando en consideración los riesgos sísmicos y otros desastres naturales. Garantizar la profundidad, agilidad y plazos de respuesta en los procesos obligados de consulta, rescatando la disciplina territorial y urbana. Sobre ello se habló el miércoles en la Mesa Redonda. CubaDebate ofrece una amplia versión de lo explicado por directivos del Instituto de Planificación Físicaen el programa radiotelevisivo.

Venta liberación de gas licuado: nueva alternativa económica

Por Lorena Sánchez García y Diana Ferreiro La noticia del comienzo de la venta liberada de gas licuado en las ciudades de La Habana y Santiago de Cuba ha generado inquietudes y expectativas en la población. Cuestiones relacionadas con el contrato, los precios, los puntos de distribución y venta, entre otras, figuran entre las principales preocupaciones. Riyaguel Capote Rodríguez (derecha), Eduardo Rivera (centro) y Mariela Frómeta esclarecieron preocupaciones de la población en conferencia de prensa. Riyaguel Capote Rodríguez (derecha), Eduardo Rivera (centro) y Mariela Frómeta esclarecieron preocupaciones de la población en conferencia de prensa. Dando cumplimiento al Lineamiento 250, aprobado en el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba, que plantea “estudiar la venta liberada de combustible doméstico y de otras tecnologías avanzadas de cocción, como opción adicional y a precios no subsidiados”, esta alternativa forma parte de las medidas que toma el país en el contexto de la actualización del modelo económico. Este servicio no está previsto para que sea la base de la cocina cubana, señaló en conferencia de prensa Riyaguel Capote Rodríguez, director de Comercialización de la Unión Cuba-Petróleo (CUPET), quien aclaró además que la nueva medida no implica la eliminación del habitual servicio normado. “La experiencia anterior en el municipio especial Isla de la Juventud, desde enero pasado, demostró que las familias cubanas sacan sus cuentas y deciden qué formas de cocción emplear a partir de su economía”, añadió. Para extender la venta liberada del gas licuado a la provincia de La Habana y a la ciudad de Santiago de Cuba se tuvo en cuenta, principalmente, la existencia en ambos territorios de la infraestructura adecuada para asumir la implementación de la medida: planta de llenado, de almacenamiento, puntos de venta creados, técnicos con mayor experiencia y las condiciones para la distribución de las balitas. Paulatinamente se van a incorporar los territorios cuya infraestructura lo permita, pues la inversión inicial es muy fuerte, explicó Riyaguel Capote. DE CONTRATOS Y PRECIOS Para recibir ese servicio, el cliente no necesariamente debe llenar el cilindro alquilado en el mismo instante de la contratación. Asimismo, podrá hacer extensivo el contrato por el tiempo que considere. En caso de permuta o venta de la vivienda, la persona podrá llevar su contrato hacia el nuevo lugar de residencia o cederlo a otro beneficiario. Tarifas aprobadas por el Ministerio de Finanzas y Precios Tarifas aprobadas por el Ministerio de Finanzas y Precios De acuerdo con Eduardo Rivera, director adjunto de la Empresa de Gas Licuado, lo estipulado es que en una vivienda se le puedan establecer dos contratos y por cada uno de ellos adquirir hasta dos cilindros, cada uno por un valor de 500 CUP, y aseguró que se estudiará la posibilidad de autorizar a núcleos multifamiliares la adquisición de más de dos contratos. Este documento establece las responsabilidades de cada parte, particularmente en lo que se refiere al uso adecuado de las balitas y las medidas de seguridad. La cancelación solo ocurrirá por deseo expreso del cliente o ante situaciones como el trasiego inseguro de los implementos, lo cual podría provocar accidentes, venta ilegal del servicio, entre otras causantes similares. Otro aspecto novedoso es que habrá regulaciones especiales para beneficio de los trabajadores por cuenta propia, pues se autorizará a aquellos cuyas licencias estipulen la necesidad de este combustible, a alquilar hasta cinco cilindros, sostuvo Rivera. Ante la inquietud generada por los precios, Riyaguel Capote esclareció las diversas vías por las cuales hoy se garantiza el gas licuado para la venta a la población. Cerca del 30 % del que se consume en el país, se importa, y el costo de la tonelada en el mercado internacional fluctúa alrededor de los 600 dólares. Además, el 70 % restante, correspondiente a la producción nacional, contiene materia prima también importada, a lo cual se suman los costos de producción y comercialización. Todas estas razones apuntan al porqué el país no puede subsidiar el servicio si desea hacerlo sostenible; lo cual no implica, que atendiendo a los resultados del experimento y las fluctuaciones del combustible en el mercado internacional, los precios actuales puedan sufrir variaciones, acotó el directivo. Insistió igualmente en el carácter opcional del mismo y en el respaldo a las personas con el habitual servicio normado, así como en que existe producción suficiente de combustible y cilindros para la implementación de la medida. Los directivos presentes en la conferencia de prensa explicaron que aquellas personas que posean balitas adquiridas de forma ilegal, para acceder a este servicio, no podrán hacer uso de ellas, sino que deberán firmar el contrato y recibir una nueva, lo que evitará la circulación de cilindros defectuosos. La práctica validará la experiencia o dirá qué aspectos deberán ajustarse. Lo cierto es que la liberación de la venta del gas licuado representa una alternativa para que cada familia valore la opción que le resulte más efectiva a su cocina, además de que puede adquirirla cuando lo necesite. (Tomado de Granma)

Frente a la Catedral

RAFAEL CARELA RAMOS #CUBA.Después de gestionar un trabajo periodístico, me detengo un buen rato en el emblemático Parque Céspedes de Santiago de Cuba, en el centro del centro histórico de la ciudad. Me siento en un banco de mármol frente a la puerta norte de la iglesia de La Catedral, hermoso edificio construido en 1522, dice un letrero en la vetusta pared. Varios trabajadores se dedican a reparar y pintar la iglesia sobre grandes andamios, que utilizan para llegar hasta los unos 50 metros de su altura, según mis cálculos. Lo mismo se hace en otros edificios cercanos que se están remozando. Como otros años, se pueda observar un nacimiento del niño Jesús, que me hace recordar mi niñez, cuando esta imagen religiosa se ponía en los centros comerciales y en las casas de muchas familias santiagueras. El nacimiento está flanqueado por un árbol de navidad y un cuadro con una cita bíblica de Juan 3.16.17. A estas horas de la mañana hay personas sentadas en los bancos del parque, en busca de descanso, del fresco que se pasea `por entre las matas y los árboles, para echar un vistazo, conversar o simplemente disfrutar del ambiente de tranquilidad reinante. Un grupo de turistas viene bajando por la calle Heredia, el poeta del Niágara, y se detiene frente al nacimiento, donde el traductor le da a conocer hechos y datos de La Catedral. Casi todos son personas de la tercera edad. No pregunto por su nacionalidad. Son turistas. Primero un dúo y después un grupo de artistas parquesinos les toca y canta canciones tradicionales con evidente oficio, quien sabe por cuantos años de hacer lo mismo. Al final, pasan el “cepillo”, no muy afortunado esta vez. Tampoco faltan los pedigueños habituales del parque. Pasado el tiempo, los turistas se retiran; los artistas se toman un descanso en espera del próximo grupo de extranjeros; pasa la gente presurosa, rumbo a la cita, la cola en un comercio, o a su hogar; mientras tanto, yo sigo disfrutando, frente a la puerta norte de La Catedral, de la frescura de esta mañana de diciembre, y del ambiente constructivo, musical y de celebración que vive esta irrepetible Santiago de Cuba. Aquí, desde un balcón del Ayuntamiento santiaguero, el lro. de Enero de 1959, el líder histórico de las Revolución cubana, Fidel Castro Ruz, proclamó en un vibrante discurso el triunfo de la Revolución sobre la dictadura que oprimía al pueblo de Cuba. Ya sólo faltan 20 días para festejar el 55 aniversario del triunfo revolucionario, que tiene el mérito histórico de haber transformado, para bien, los destinos del país y su pueblo.

Frente a la Catedral

RAFAEL CARELA RAMOS Después de gestionar un trabajo periodístico, me detengo un buen rato en el emblemático Parque Céspedes de Santiago de Cuba, en el centro del centro histórico de la ciudad. Me siento en un banco de mármol frente a la puerta norte de la iglesia de La Catedral, hermoso edificio construido en 1522, dice un letrero en la vetusta pared. Varios trabajadores se dedican a reparar y pintar la iglesia sobre grandes andamios, que utilizan para llegar hasta los unos 50 metros de su altura, según mis cálculos. Lo mismo se hace en otros edificios cercanos que se están remozando. Como otros años, se pueda observar un nacimiento del niño Jesús, que me hace recordar mi niñez, cuando esta imagen religiosa se ponía en los centros comerciales y en las casas de muchas familias santiagueras. El nacimiento está flanqueado por un árbol de navidad y un cuadro con una cita bíblica de Juan 3.16.17. A estas horas de la mañana hay personas sentadas en los bancos del parque, en busca de descanso, del fresco que se pasea `por entre las matas y los árboles, para echar un vistazo, conversar o simplemente disfrutar del ambiente de tranquilidad reinante. Un grupo de turistas viene bajando por la calle Heredia, el poeta del Niágara, y se detiene frente al nacimiento, donde el traductor le da a conocer hechos y datos de La Catedral. Casi todos son personas de la tercera edad. No pregunto por su nacionalidad. Son turistas. Primero un dúo y después un grupo de artistas parquesinos les toca y canta canciones tradicionales con evidente oficio, quien sabe por cuantos años de hacer lo mismo. Al final, pasan el “cepillo”, no muy afortunado esta vez. Tampoco faltan los pedigueños habituales del parque. Pasado el tiempo, los turistas se retiran; los artistas se toman un descanso en espera del próximo grupo de extranjeros; pasa la gente presurosa, rumbo a la cita, la cola en un comercio, o a su hogar; mientras tanto, yo sigo disfrutando, frente a la puerta norte de La Catedral, de la frescura de esta mañana de diciembre, y del ambiente constructivo, musical y de celebración que vive esta irrepetible Santiago de Cuba. Aquí, desde un balcón del Ayuntamiento santiaguero, el lro. de Enero de 1959, el líder histórico de las Revolución cubana, Fidel Castro Ruz, proclamó en un vibrante discurso el triunfo de la Revolución sobre la dictadura que oprimía al pueblo de Cuba. Ya sólo faltan 20 días para festejar el 55 aniversario del triunfo revolucionario, que tiene el mérito histórico de haber transformado, para bien, los destinos del país y su pueblo.

Frente a la Catedral

RAFAEL CARELA RAMOS Después de gestionar un trabajo periodístico, me detengo un buen rato en el emblemático Parque Céspedes de Santiago de Cuba, en el centro del centro histórico de la ciudad. Me siento en un banco de mármol frente a la puerta norte de la iglesia de La Catedral, hermoso edificio construido en 1522, dice un letrero en la vetusta pared. Varios trabajadores se dedican a reparar y pintar la iglesia sobre grandes andamios, que utilizan para llegar hasta los unos 50 metros de su altura, según mis cálculos. Lo mismo se hace en otros edificios cercanos que se están remozando. Como otros años, se pueda observar un nacimiento del niño Jesús, que me hace recordar mi niñez, cuando esta imagen religiosa se ponía en los centros comerciales y en las casas de muchas familias santiagueras. El nacimiento está flanqueado por un árbol de navidad y un cuadro con una cita bíblica de Juan 3.16.17. A estas horas de la mañana hay personas sentadas en los bancos del parque, en busca de descanso, del fresco que se pasea `por entre las matas y los árboles, para echar un vistazo, conversar o simplemente disfrutar del ambiente de tranquilidad reinante. Un grupo de turistas viene bajando por la calle Heredia, el poeta del Niágara, y se detiene frente al nacimiento, donde el traductor le da a conocer hechos y datos de La Catedral. Casi todos son personas de la tercera edad. No pregunto por su nacionalidad. Son turistas. Primero un dúo y después un grupo de artistas parquesinos les toca y canta canciones tradicionales con evidente oficio, quien sabe por cuantos años de hacer lo mismo. Al final, pasan el “cepillo”, no muy afortunado esta vez. Tampoco faltan los pedigueños habituales del parque. Pasado el tiempo, los turistas se retiran; los artistas se toman un descanso en espera del próximo grupo de extranjeros; pasa la gente presurosa, rumbo a la cita, la cola en un comercio, o a su hogar; mientras tanto, yo sigo disfrutando, frente a la puerta norte de La Catedral, de la frescura de esta mañana de diciembre, y del ambiente constructivo, musical y de celebración que vive esta irrepetible Santiago de Cuba. Aquí, desde un balcón del Ayuntamiento santiaguero, el lro. de Enero de 1959, el líder histórico de las Revolución cubana, Fidel Castro Ruz, proclamó en un vibrante discurso el triunfo de la Revolución sobre la dictadura que oprimía al pueblo de Cuba. Ya sólo faltan 20 días para festejar el 55 aniversario del triunfo revolucionario, que tiene el mérito histórico de haber transformado, para bien, los destinos del país y su pueblo.

martes, 10 de diciembre de 2013

EJERCIENDO UN DERECHO HUMANO

Bueno, hoy, Día de los Derechois Humanos, es un buen día para ejercer el derecho de saludarnos principalmente todos los cubanos,así como los latinoamericanos y los ciudadanos del mundo, independientemente de la ideología o posición política de cada cual.
EL DERECHO A ESTUDIAR GRATIS #CUBA. El estudio en todas las enseñanzas, sin que se tenga que pagar nada, es un derecho en Cuba. En el presente curso escolar 2013-14, la matricula en la enseñanza general alcanza 1 millón 840 mil estudiantes.
UN DERECHO QUE LATE #CUBA. En Cuba suman 144 los pacientes con trasplante cardíaco desde 1985. El país inauguró este tipo de operaciones en el Tercer Mundo. El costo de las operaciones cardíacas y su posterior tratamiento es 125 000 dólares, que ningún cubano tiene que pagar, pues la salud aquí es un derecho.

Derechos Humanos

EN CUBA, LOS DERECHOS HUMANOS SON UNA FORTALEZA DE LA SOCIEDAD, PUES CONSTITUYEN UN DERECHO CONSTITUCIONAL DE LOS CUBANOS.

La niñez y la adolescencia tienen garantizados sus derechos en Cuba

RAFAEL CARELA RAMOS # CUBA. Los derechos de las niñas y los niños en Cuba, están garantizados por las leyes y por la voluntad de la dirección de nuestra sociedad, de acuerdo con lo establecido por la Convención sobre los Derechos del Niño, aprobada por las Naciones Unidas, en noviembre de 1989. Cuba firmó la Convención sobre los Derechos del Niño en 1990 y la ratificó en 1991, cuyos postulados va materializando con grandes esfuerzos, a pesar de su condición de país subdesarrollado y bloqueado por EE.UU. a lo largo de más de 50 años. Desde el año 2000 se lleva a cabo aquí un Proyecto de Divulgación de los Derechos de la Niñez y la Adolescencia, coordinado por el Ministerio de Justicia y con el apoyo del UNICEF, que cuenta con centros de referencia nacional y provincial, con la participación de organismos e instituciones cubanas, con el objetivo de contribuir al buen desarrollo de los niños y los adolescentes. Pero desde mucho antes, los derechos de los pequeños constituyen una prioridad para el Estado cubano, que no esperó ningún tratado internacional para dar cumplimiento a su deseo y voluntad de garantizar los derechos de los niños y las niñas. Así, desde la década de los años 60 de pasado siglo, entraron en vigor medidas, programas y una legislación que aseguraba que los niños y adolescentes tienen los mismos derechos que todos los demás ciudadanos, es decir, a la salud, la educación, la cultura, la práctica del deporte. etc. más los específicos derivados de su condición. En la provincia de Santiago de Cuba, por ejemplo, funciona un equipo multidisciplinario, integrado por 21 organismos e instituciones, que tienen la responsabilidad de llevar adelante esta hermosa tarea, y cuyos resultados hicieron merecedora a la provincia del calificativo de “muy buen trabajo”, por la Oficina del UNICEF en el país, al evaluarse esta labor en la isla, en el 2011, con motivo del décimo aniversario de su puesta en práctica. No siempre estos derechos fueron garantizados aquí, pues durante siglos los niños y las niñas, como los adultos, no tuvieron garantía para sus derechos. Hubo mucha desigualdad y pobreza durante la etapa colonial y la República que se inició en el 1902, hasta el año 1959, que con el triunfo de la Revolución el Estado asumió estas honrosas responsabilidades, hasta hoy. Los derechos de la niñez y la adolescencia son sagrados para la sociedad cubana, que en la Constitución de la República, consagra: “ La niñez y la juventud disfrutan de particular atención por parte del Estado y la sociedad, la familia, la escuela, los órganos estatales y las organizaciones de masas y sociales tienen el deber de prestar especial atención a la formación integral de la niñez y la juventud”.

CRECE LA COMPRAVENTA DE VIVIENDAS EN SANTIAGO DE CUBA

RAFAEL CARELA RAMOS #CUBA.El derecho a la compraventa de viviendas, una de las medidas del Gobierno cubano de mayor aceptación por parte de la población, creció en el primer semestre del año en curso, en la provincia de Santiago de Cuba. En ese período se realizaron 373 trámites en este sentido, 100 más que en igual lapso de del 2012, según información del Departamento de Registro y Notaría de la Dirección Provincial de Justicia. Paralelamente, se hicieron un total de 1 408 donaciones de viviendas, 408 más que las 1 000 del primer semestre del año anterior. A nivel nacional, la compraventa de viviendas entre particulares, en el período señalado se incrementó en un 2 %, con más de 80 mil inscripciones efectuada, en una muestra de la tendencia al crecimiento de esta gestión. La compraventa de viviendas, autorizada por la dirección del país a partir de noviembre del 2011, como parte de la actualización del Modelo Económico Cubano, es una de las medidas más populares y de mayor aceptación por parte de la población, y con ella se puso fin a la limitación que existía acerca de este aspecto desde los primeros años de la Revolución. De acuerdo con datos oficiales, en Cuba hay alrededor de 3 700 000 viviendas, de las cuales el 85 % son de propiedad particular, otorgadas mediante la Ley de Reforma Urbana, promulgada en el año ( ).

viernes, 6 de diciembre de 2013

Frase para un buen fin de semana (LXXXII)

"La familia es un microcosmo del mundo. Para entender y cambiar el mundo hemos de empezar por estudiar y cambiar a las familias", Virginia Satir.

Honduras: otro golpe de Estado, esta vez en las urnas

Elecciones-Honduras21Honduras volvió a vivir otro golpe de Estado, esta vez en las urnas, en las recientes elecciones generales celebradas en ese país centroamericano, el de mayor violencia del mundo, con un índice de pobreza de más del 70 por ciento, profundas diferencias sociales, y una grave crisis económica. Tras la asonada castrense de junio de 2009 que dio al traste con el gobierno democrático del presidente Manuel Zelaya, esa pequeña nación latinoamericana fue escenario el pasado domingo 24 de noviembre de otro golpe, ahora en los comicios, perpetrado por el derechista Partido Nacional (PN), el cual hace cuatro años lo hizo por la vía de las armas. Bajo la tutoría de Estados Unidos, como ocurrió en 2009, esa organización ultraconservadora preparó y materializó un fraude generalizado en la consulta popular, con el objetivo de impedir un eventual triunfo del progresista Partido Libertad y Refundación, denominado Patria, y de su candidata Xiomara Castro, esposa de Zelaya. Todas las formaciones políticas participantes en los comicios, encabezadas por Patria, así como observadores, denunciaron innumerables irregularidades en el proceso de escrutinios, toleradas por el Tribunal Supremo Electoral (TSE), conformado por funcionarios cercanos al PN. Entre la denuncias, resaltan que el 20 por ciento de las actas fueron sacadas de las urnas, y que votaron hasta los muertos, además de que fueron comprados ciudadanos por el aspirante oficialista, Juan Orlando Hernández, virtual vencedor de la contienda, según las estadísticas ofrecidas por el TSE. Llamó la atención, que al haber sido escrutados solo un poco más del 20 por ciento de las boletas, la embajadora de Washington en Tegucigalpa, validó los resultados de la consulta, que desde ese momento ya favorecían a Hernández. La declaración apresurada de la diplomática norteamericana confirmó sospechas de los hondureños de que el régimen de la Casa Blanca planeó todo junto a los ultraconservadores nacionales para frustrar una posible victoria de Castro, quien prometió la refundación del país y un cambio radical en beneficio de los más desposeídos, similar a los que se materializan en un grupo importante de Estados de América Latina. Castro y Zelaya, similar a representantes de otras organizaciones políticas y movimientos sociales, anunciaron que impugnarán los resultados de las elecciones y que sus seguidores tomarán pacíficamente las calles, en rechazo al fraude perpetrado por la derecha. A juzgar por los acontecimientos, todo parece indicar que Honduras, utilizada por Washington durante mucho tiempo como base militar y de entrenamiento de marines estadounidenses y mercenarios, seguirá sumida en la extrema pobreza, violencia, represión y crisis económica que han agobiado a la mayoría de sus habitantes en los últimos años. Ese complejo panorama, a criterio de analistas latinoamericanos, deberá agravarse en lo adelante con el mantenimiento en el poder de los protagonistas del golpe militar de 2009, y del de ahora consumado en las urnas.(Cubadebate)

Cuba, EE.UU. y la comunicación estratégica...

Conferencia presentada en el VII Encuentro Internacional de Investigadores y Estudiosos de la Comunicación y la Información (ICOM 2013), el 28 de noviembre de 2013. A partir de la importancia que ha ganado en la última década la comunicación estratégica como elemento de la política exterior de los Estados Unidos, la ponencia se propone analizar los cambios que debe experimentar la Oficina de Transmisiones hacia Cuba (OCB) y el impacto que estos puedan tener para la mayor de las Antillas. Definiré primero el concepto de comunicación estratégica para, luego, explicar la esencia de la OCB, lo que significa su estatus federal y su papel en los llamados programas de conectividad efectiva. Por último, explicaré el impacto que el proceso de desfederalización puede tener para Cuba. Me basé en la perspectiva cualitativa y dividí el desarrollo en dos epígrafes a los que le siguen unas breves conclusiones que no pretenden poner punto final a un proceso que todavía no se ha iniciado pero que aspiro sirvan de llamado para que se reconozca la importancia que la comunicación tiene para la seguridad nacional de la nación. Introducción En una investigación previa me referí al papel que la agencia gubernamental estadounidense conocida como Junta de Gobernadores para las Transmisiones (Broadcasting Board of Governors –BBG-) desempeña en las campañas que contra Cuba implementa el gobierno de los Estados Unidos (González Martín, 2012a). Asimismo, mencioné que para su Plan Estratégico 2012-2016 se había propuesto como uno de sus objetivos la creación de una nueva entidad organizacional con un nuevo nombre aún por definir que los llevaría a convertirse en la agencia noticiosa internacional más importante del mundo con una audiencia de 216 millones de personas semanalmente (la que tiene actualmente es de unas 165 millones gracias a sus casi 4 000 empleados, lo más de 50 buroes internacionales que tiene en los distintos continentes y los 1500 reporteros free lance con los que cuenta). En ese entonces dije que había que ver el estatus federal o no de esta agencia pues el modelo a seguir pudiera ser el de la BBC de Londres, la DW de Alemania, la RNW de Holanda o la AEF de Francia. Sin embargo, no me referí a uno de los temas más interesantes de esa estrategia, porque quería dedicarle un trabajo específico. Varias investigaciones hechas por el CEHSEU en este sentido, así como otras que en el ámbito nacional han realizado el Centro de Investigaciones de Política Internacional del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República y la propia Facultad de Comunicación Social de nuestra Universidad –algunas de las cuales todavía están en proceso- sirven de antecedentes al resultado que les presento hoy. Como parte de los cambios que llevará a cabo la BBG para lograr convertirse en eso que ha denominado “la agencia noticiosa más importante del mundo”, debe hacer transformaciones estructurales que conducirían a la posible desfederalización de la Voz de América (Voice of America –VOA-), la Oficina de Transmisiones hacia Cuba (Office of Cuba Broadcasting –OCB-) y el Buró de Transmisiones Internacionales (International Broadcasting Bureau –IBB-). En este trabajo, no obstante, solo analizaré lo concerniente a la posible desfederalización de la OCB por el impacto que esto puede tener para Cuba. De ahí su importancia no sólo para los profesionales de la comunicación o no que han intervenido históricamente en la llamada guerra de la información y sus distintas variantes, sino para los formuladores de política. Para ello, definiré primero el concepto de comunicación estratégica; en segundo lugar, explicaré la esencia de la OCB, lo que significa su estatus federal y su papel en los llamados programas de conectividad efectiva y, por último, explicaré el impacto que tal proceso de desfederalización puede tener para la Isla. Metodología Para desarrollar el trabajo me apoyé en el método cualitativo por su carácter interdisciplinario y por las posibilidades que nos da de acercarnos al fenómeno a estudiar en su contexto histórico-social con una visión holística. Asimismo, me apoyé en el método dialéctico porque es el que nos permite estudiar los hechos en su encadenamiento y su conexión interna en el conjunto, en la totalidad y no aisladamente. Además, es el método que sostiene que para conocer y resolver un problema se impone el estudio de los hechos en sus interacciones, antecedentes, génesis e historia. Como técnicas de recogida de información utilicé la investigación bibliográfica y el análisis de contenido cualitativo a informes oficiales del gobierno estadounidense que me ayudaron a comprender los cambios que han tenido lugar en la BBG desde su fundación hasta el año 2014. También trabajé con documentos de tanques pensantes y artículos académicos que han abordado el tema de la diplomacia pública y la comunicación estratégica. Como técnica de análisis utilicé la triangulación de fuentes porque es la que nos permite integrar y contrastar la información disponible para poder construir una visión global, exhaustiva y detallada del fenómeno a investigar. Para ello, trabajé con una muestra de más de 30 documentos. Mas, vayamos por partes. La comunicación estratégica Han pasado más de 10 años desde que en 2001 Vince Vitto, Presidente del Grupo de Tarea Conjunta de Ciencia de Defensa para la Difusión Controlada de la Información (Defense Science Board Task Force on Managed Information Dissemination), acuñara la frase comunicación estratégica. Desde entonces, y hasta la fecha, se ha hablado mucho sobre el término pero no se ha llegado a un consenso al respecto (Paul, 2011, p. 2). Sin embargo, más allá de lo que se haya entendido por el término, lo más relevante es lo que no debe faltar en el concepto, a saber: información, influencia y persuasión en función de objetivos previamente definidos (Paul, 2011, p. 4). De ahí que, como parte de las demandas que se le han hecho en este sentido al gobierno de Barack Obama, este emitiera en 2012 el documento titulado Marco/Esquema Nacional para la Comunicación Estratégica (National Framework for Strategic Communication). El mismo constituye una actualización del que se había dado a conocer en el año 2010 y que se había limitado a hacer una descripción en torno a la manera en que estaba estructurado el gobierno para la comunicación estratégica (Armstrong, 2012). Por lo tanto, la comunicación estratégica, entendida por el gobierno de Barack Obama como «la sincronización de nuestras palabras y acciones y cómo estas van a ser percibidas por los otros, así como (b) programas y actividades deliberadamente dirigidos a comunicarse y atraer las audiencias planificadas, incluyendo aquellas actividades y programas llevados a cabo por las oficinas de asuntos generales, diplomacia pública y profesionales de operaciones de información» (National Framework for Strategic Communication, 2012, p. 2), es de suma importancia para poder entender los cambios que se han presentado no sólo en los Departamentos de Defensa y Estado y en la Comunidad de Inteligencia sino en la Junta de Gobernadores para las Transmisiones –BBG-). Mas, ¿qué es esta Junta? ¿Por qué es importante en materia de comunicación estratégica? ¿Qué es la Oficina de Transmisiones hacia Cuba –OCB-)? La BBG y la OCB: esencia, funciones y estatus federal La BBG está constituida por un complejo de entidades mediáticas dedicadas a tratar de ejercer influencia en aquellas regiones, países y públicos que el gobierno de los Estados Unidos considera relevantes para la consecución de sus objetivos de política exterior. De ahí su relevancia en materia de comunicación estratégica. Si bien dicha institución surgió en los años 90 del siglo XX, lo cierto es que estas acciones se han estado realizando de manera sistemática en los últimos 70 años y comenzaron a 79 días de haberse efectuado el ataque japonés a Pearl Habour y de haberse pronunciado la declaración de guerra de los Estados Unidos. Así, se llevó a cabo la primera transmisión de la VOA hacia Europa. Sin embargo, es importante resaltar que ya desde el año 1941 el presidente Roosevelt había establecido el Servicio de Información para el Exterior de los Estados Unidos (U.S. Foreign Information Service –FIS-) cuya función era producir materiales a ser transmitidos hacia ese continente a través de estaciones privadas estadounidenses de onda corta. No obstante, fue con la VOA que el gobierno de los Estados Unidos comenzó oficialmente sus transmisiones radiales hacia el mundo. Durante el macartismo el presidente Eisenhower creó una comisión para investigar la manera en que se estaban desarrollando estas acciones de guerra suave y se concluyó que debían separarse del Departamento de Estado. Surgió, así, la Agencia de Información de los Estados Unidos (United States Information Agency –USIA-) en 1953 hasta que en el año 1994 el Presidente William Clinton firmó la Ley de Transmisiones Internacionales (International Broadcasting Act) estableciendo el Buró de Transmisiones Internacionales (International Broadcasting Bureau –IBB-) dentro de la USIA, además de crear a la Junta de Gobernadores para las Transmisiones (BBG) para que se encargara de todas las transmisiones internacionales del gobierno estadounidense que fuesen de carácter no militar. En el año 1998 el Congreso aprobó la Ley de Reformas y Reestructuración de Asuntos Exteriores (Foreign Affairs and Restructuring Act- Public Law 105-277) eliminando por esta vía a la USIA y pasando sus funciones al Departamento de Estado. Asimismo, se aprobó a la BBG como una agencia federal independiente con autoridad para supervisar todas las transmisiones internacionales de carácter no militar sufragadas por los Estados Unidos. Es debido a esta ley que la BBG asume bajo su control a la OCB. Pero, como se sabe, la OCB no salió de la nada sino que respondió a recomendaciones hechas por los famosos Documento de Santa Fe I y II, además de los Mandato para un Liderazgo I y II de la Fundación Heritage. Por ello, en el año 1981, el Presidente Ronald Reagan fundó la Comisión Presidencial para las Transmisiones hacia Cuba con el objetivo de que, entre otras cosas, hiciera recomendaciones con relación a la futura Radio Martí -la cual comienza sus transmisiones contra Cuba, oficialmente, el 20 de mayo de 1985, según establece la Directiva 170- (en Elliston, 1985, p. 228). TV Martí, por su parte, surge como resultado de la Resolución Presidencial No. 90-35 del mes de agosto de 1990 del Presidente George Bush (United States Information and Educational Exchange Programs, 1990). Luego de esto, la USIA comenzó las operaciones regulares de TV Martí el 26 de agosto de 1990 (United States Department of State and the Broadcasting Board of Governors Office of Inspector General, 2003). No obstante, las primeras transmisiones de prueba se hicieron el 27 de marzo de 1990, aunque la labor a desarrollar por la estación ya había sido aprobada en 1988 como parte de la Ley de Transmisiones Radiales hacia Cuba (Rennack & Sullivan, 2005; United States Department of State and the Broadcasting Board of Governors Office of Inspector General, 2007; Elliston, 1999). Así, en estas más de dos décadas de transmisiones hacia Cuba con el pretexto de promover las llamadas libertad y democracia al estilo estadounidense, según exigen la Ley para la Democracia en Cuba de 1992 –conocida como Ley Torricelli-, la Ley para la Solidaridad Democrática y la Libertad de Cuba –ley Helms-Burton de 1996- y los Informes de la Comisión de Asistencia para una Cuba Libre de los años 2004 y 2006, el Congreso le ha entregado a la OCB más de 660 millones de dólares hasta el año 2011 (United States Government Accountability Office, 2011, p.1). Entre el año 2012 y lo que se ha solicitado tanto para el 2013 como para el 2014 (Broadcasting Board of Governors, 2013, p. 47) la cifra llega a 80 067 dólares. Sin embargo, los resultados no han sido los esperados y en las distintas inspecciones que la Oficina de Investigaciones del Congreso ha realizado a la BBG para evaluar lo que pudiera interpretarse como un Plan Estratégico de Transmisiones hacia Cuba se le han señalado, entre otros, problemas como bajos niveles de audiencia en la Isla (menos de un 2%, según datos del propio gobierno estadounidense y hasta el 2008), no análisis de la efectividad de los métodos de transmisión empleados, no realizar estudios en torno al costo que los métodos alternativos de transmisión pudieran tener (United States Government Accountability Office, 2011, p.1), mal uso de los fondos gubernamentales y dificultades en el cumplimiento de estándares periodísticos elementales como objetividad, precisión y veracidad de la información (United States Government Accountability Office, 2009). Estos elementos son importantes porque no solo enumeran las violaciones cometidas por la OCB sino la manera en que esta conduce a la BBG al no cumplimiento de sus funciones como agencia federal, las cuales son (Final Report, Review of the Voice of America and the International Broadcasting Bureau, 2006, p. 8): Garantizar que las transmisiones internacionales de los Estados Unidos se hagan respetando estándares apropiados. Entregar al Presidente y al Congreso informes anuales que resuman y evalúen las actividades de la BBG. Revisar y evaluar las misiones y operaciones, además de evaluar la calidad, efectividad e integridad profesional de todas las actividades. Revisar las actividades de ingeniería para transmitir con calidad y menor costo. Supervisar todas las actividades de transmisión. Incluir en los informes anuales requeridos información sobre los gastos por servicios administrativos y gerenciales por parte de la IBB y subsidiarios y las medidas tomadas por la BBG para reducir gastos generales por cada servicio de transmisión. Conseguir los servicios de personal intermitentes y temporales para la BBG en la medida en que esta lo considere necesario y fije sus compensaciones. Garantizar que las transmisiones internacionales de los Estados Unidos se hagan en correspondencia con los principios del país. Conseguir bienes y servicios de otros departamentos o agencias para la BBG y la IBB. Revisar, evaluar y determinar, al menos anualmente, y luego de consulta con el Secretario de Estado, la adición o eliminación de los servicios individuales en otros idiomas. Asignar fondos apropiados para las actividades de transmisión internacional dentro de los distintos elementos de la IBB y los subsidiarios. Llevar a cabo investigaciones para identificar áreas donde las actividades de transmisión puedan ser más eficientes y económicas. Conseguir suministros y servicios necesarios para llevar a cabo las funciones de la Junta. Asignar y dedicar dinero disponible a través de las asignaciones para recepciones oficiales y representación. Designar personal para la BBG sujeto al Título 5 y fijar una compensación. Dar y supervisar préstamos para las actividades de transmisión y aquellas relacionadas a ellas. Todo esto implica que la BBG esté sujeta, al igual que la OCB, a un control federal de sus fondos y acciones. Sin embargo, en términos de transmisiones como tal, la mayor diferencia entre una entidad federal y una no federal va más allá de la manera en que se distribuyen los recursos para centrarse, específicamente, en el tipo de contenidos que deben transmitir. Aquello que se transmita por una entidad federal debe ajustarse a los estatutos de la VOA, los cuales se convirtieron en Ley en julio del año 1976 cuando Gerald Ford los aprobó (VOA Charter). Estos estipulan que: La VOA servirá como fuente autorizada y confiable de noticias constantemente. Sus noticias serán precisas, objetivas y completas. La VOA representará a los Estados Unidos y no a un segmento específico de la sociedad estadounidense. Por lo tanto, presentará una proyección integral y balanceada de las instituciones y del pensamiento significativo estadounidense. La VOA presentará las políticas de los Estados Unidos de manera clara y efectiva, además de las opiniones y debates responsables al respecto. (Public Law 94-350). Por lo tanto, como entidades federales, las llamadas Radio y TV Martí son, oficial y legalmente, voceros oficiales del gobierno estadounidense. Sin embargo, si tenemos en cuenta que como parte del debate en torno a lo que debe ser la comunicación estratégica y la mejor manera de implementarla se ha abogado por la reorganización o creación de una nueva agencia gubernamental que pudiera ser independiente o semi-independiente, que se relacionara con el sector privado y que hiciera sus propias investigaciones y análisis (Paul, 2011, p. 9) pues comprendemos rápidamente la razón por la que, tal y como señalé al principio, la BBG se ha propuesto para su Plan Estratégico 2012-2016 la creación de una nueva entidad organizacional con un nuevo nombre aún por definir que los llevaría a convertirse en una agencia noticiosa. Pero, ¿cómo impactaría esto en la OCB? ¿Qué significaría en términos reales para ella y para el propio gobierno estadounidense? Al desfederalizarse la OCB y funcionar como una corporación privada públicamente financiada, las audiencias verían sus contenidos de manera diferente porque ya no serían, legalmente, voceros oficiales del gobierno obligados a cumplir con los estatutos de la VOA sino que serían emisoras que, al estilo de Radio Europa Libre/Radio Libertad (Radio Free Europe/Radio Liberty –RFE/RL-), Radio Asia Libre (Radio Free Asia –RFA-) y las Cadenas de Transmisiones hacia el Medio Oriente (Middle East Broadcasting Networks Inc. –MBN-) cubrirían, además de las noticias oficiales del gobierno estadounidense, acontecimientos de carácter regional y global (Heil, 2012) que, supuestamente, no representarían la visión oficial del vecino del norte y servirían de vía de información, incluso local (United States Government Accountability Office, 2013, p. 15), a poblaciones de países en los que la llamada libertad de prensa se restringe o se viola. De ahí la importancia que como parte de la guerra de la información se le ha dado en los últimos años a las llamadas operaciones basadas en el uso de la blogosfera (González Martín, 2012b). Esta diferencia entre una entidad federal y una no federal vinculada al mundo de las transmisiones es muy importante para Cuba porque, de convertirse en entidades no federales, Radio y TV Martí dejarían de ser estaciones oficiales del gobierno estadounidense que no sólo se dedican a la simple transmisión de información, sino que participan abiertamente en los programas basados en conectividad efectiva* a partir de la implementación de programas de entrenamiento tecnológico y la generación de una infraestructura de baja complejidad que se manifiesta en la preparación y socialización de contenidos en la red que se diseñan teniendo en cuenta la velocidad de conexión de las poblaciones objetos de la política exterior (U.S. Government Printing Office, 2011). Por ello, en los últimos años la OCB ha utilizado su presupuesto para, además de establecer distintos proxies con el objetivo de llegar a los usuarios de internet en Cuba, ha acudido al uso de los SMS para hacer llegar sus mensajes a los cubanos (Broadcasting Board of Governors, 2013, p. 47). Al desaparecer la OCB como parte de una entidad federal, el gobierno cubano se vería obligado a cambiar su discurso político, además de que ya no podría acusar legalmente al gobierno estadounidense ante la Unión Internacional de Telecomunicaciones (International Telecommunications Union –UIT-) la cual ha decretado que, al menos en el caso de la TV Martí, ésta sí interfiere en las transmisiones del gobierno cubano dentro de su territorio nacional. Por otro lado, la OCB podría contratar a “periodistas independientes” que ya no serían pagados, oficialmente, por el gobierno estadounidense, sino por una entidad privada que aunque sería financiada públicamente no está obligada, legalmente, a cumplir con los requerimientos legales de la BBG. Mas, aquí hay otro elemento: ya no se hablaría ni de periodistas independientes sino de ciudadanos que practican el periodismo ciudadano que subirían sus trabajos al sitio web de la OCB (Martinoticias.com) el cual ya tiene su propio canal en YouTube, Facebook y Twitter. Así, la información subida sería más creíble para cualquier audiencia. Esto, desde luego, encaja perfectamente dentro de las llamadas operaciones de apoyo informativo que, como parte de la guerra de redes, han ganado fuerza después del 11 de septiembre y se corresponde con la estrategia del gobierno estadounidense en torno al uso de las redes sociales y su importancia para los planes estratégicos de los EE.UU en el hemisferio (U.S. Government Printing Office, 2011). Asimismo, al tener un estatus no federal sus miembros no serían designados y como entidad privada podría trabajar y maniobrar en situaciones que las entidades oficiales evitan. De esta manera, una OCB no federal podría firmar acuerdos con varios medios de la región que, a su vez, reproducirían una visión sobre Cuba que no sería muy diferente a la que dan hoy en día pero sin temores de estar trabajando, oficialmente, para el gobierno estadounidense. Al desfederalizarse, es posible que la OCB no esté sujeta a inspecciones del gobierno estadounidense -algo que le convendría mucho pues como vimos anteriormente sus escándalos financieros son harto conocidos-. No obstante, este elemento es, hoy por hoy, discutible porque pudiera estar sujeto a determinados controles internos del Congreso aunque no del Ejecutivo. Conclusiones Por todo ello concluyo al decir que aunque esto parezca futurista o no implementable en el corto plazo, el gobierno estadounidense tiene amplia experiencia en estrategias de este tipo pues la National Endowment for Democracy es un clásico ejemplo de entidad privada con financiamiento público que se ha dedicado a llevar a vías de hechos el proyecto de dominación del gobierno de los Estados Unidos. De ahí que haga un llamado a las instancias pertinentes para que se vea a la comunicación como un elemento estratégico para la Seguridad Nacional cubana pues, por lo pronto, solo nos queda esperar y, sobre todas las cosas, prepararnos para un escenario diferente en el que el éxito de los involucrados dependerá no sólo de quién cuente mejor la historia sino de cuán rápido lo haga.(Cubadebate)
EE.UU. HA VIOLADO LOS DERECHOS DE LOS CINCO RAFAEL CARELA RAMOS #CUBA.Estados UnIdos, como parte de su política agresiva contra Cuba, ha violado y viola los derechos de los Cinco luchadores antiterroristas cubanos, cuatro de los cuales permanecen aún presos injustamente en cárceles de ese país. Desde su detención “arbitraria”, el 12 de septiembre de 1998--según la calificara el Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, en mayo del 2005-, los Cinco, acusados de Conspiración para cometer espionaje, han debido enfrentar un verdadero vía cursis, en un proceso preñado de violaciones, irregularidades, y testimonios falsos. En la vista que se les hizo, se violaron sus derechos a un juicio justo, ya que se celebró en Miami, con abundante presencia de enemigos de la isla, donde el odio y los prejuicios contra Cuba hacían imposible la imparcialidad de la justicia. Ya en prisión los antiterroristas cubanos, Gerardo Hernández, Antonio Guerrero, Fernando González, Ramón Labañino y René González, fueron sometidos al “hoyo”, confinamiento solitario, durante 17 meses, donde el recluso se ve privado de comunicación con el resto de los internos, sin salida a patios, áreas de trabajo y recreación, destinado a criminales de alta peligrosidad, violadores, incumplidores de la disciplina carcelaria, etc, problemas que no tenían anda que ver con ellos, ni con su conducta en la prisión. La violación más flagrante e inhumana cometida contra los Cinco, es la negación de la visita de las esposas a Gerardo y René ( éste último ya en Cuba después de cumplir su condena de 15 años), desde su detención, derecho que reconoce hasta la propia Constitución de Estados Unidos. Hechos como estos y otros que constituyen violaciones de los derechos humanos de los prisioneros, han concitado el rechazo de miles comités de solidaridad, instituciones, premios Nóbel, congresistas, intelectuales y personas honestas de todo el mundo, amantes de la paz y la justicia, que aún esperan por la liberación de los luchadores antiterroristas cubanos.

miércoles, 4 de diciembre de 2013

La reinserción social de ciegos y débiles visuales es un derecho humanos en Cuba

RAFAEL CARELA RAMOS #CUBA.Uno de los Derechos Humanos más sensibles y hermosos que tienen lugar en Cuba, es la reinserción, mediante la rehabilitación, de ciegos y débiles visuales. Los logros de la isla en la reinserción de estas personas fueron reconocidos recientemente en el IV Congreso de la Asociación Nacional del Ciego (ANCI), en el que se le otorgó el “Bastón de Cristal”, al presidente cubano Raúl Castro Ruz. En ese cónclave, la Unión Latinoamericana del Ciego (ULAC), le entregó a la asociación cubana de invidentes la condecoración “Enrique Elizarde” por su notable trabajo, convertido ya en un referente para la región. El presidente de la ILAC, el brasileño Vladimir Raimundi, destacó la integración de personas con necesidades especiales a la educación, y la garantía de la continuación de estudios hasta el nivel superior de varios invidentes, en las carreras de Psicología y CUBADerecho, según reporte de la Agencia de Información Nacional (AIN). El galardón entregado por la ULAC es por la divulgación de las buenas iniciativas, y sólo lo han recibido hasta ahora, una organización de Uruguay, dos de Brasil y la ANCI cubana.

martes, 3 de diciembre de 2013

Día de la Medicina Latinoamericana

#CUBA 3 de diciembre RAFAEL CARELA RAMOS Hoy 3 de diciembre, es el Día de la Medicina Latinoamericana, y Cuba lo festeja con la satisfacción de ofrecer los servicios de salud a la población, absolutamente gratuitos. Todos los ciudadanos cubanos, con independencia de su posición política, sexo, raza, color o posición social, tienen derecho a recibir estos servicios. De tal manera que las consultas médicas, hospitalización, tratamiento, análisis, pruebas, cirugías y medicamentos hospitalarios, no cuestan ni un centavo, pues el interés de preservar la salud o la vida de los hombres y mujeres de este pueblo, están por encima de todo. Pero no sólo en Cuba, miles de profesionales cubanos prestan servicios actualmente en lugares remotos de decenas de países del mundo, en un ejemplo innegable de solidaridad internacional. Desde 1959 hasta este 2013, se han graduado en la isla un total de 134 401 médicos. Cuba encabeza la lista de países con mayor densidad de recursos humanos de la salud, con 134,6 por cada 10 mil habitantes.

viernes, 29 de noviembre de 2013

Frase para un buen fin de semana

"Si lo que vas a decir no es más bello que el silencio; no lo digas", proverbio árabe.

Dualidad monetaria en Cuba; El cambio que viene

28 noviembre 2013 106 Comentarios Vilma Hidalgo explica que la dualidad fue funcional durante la crisis de los años 90 ante la pérdida del poder adquisitivo de la moneda doméstica. Foto: Bohemia. Por Heriberto Rosabal y Caridad Carrobello Renuevo de expectativas, comentarios e interpretaciones siguieron al anuncio oficial del inicio del proceso de unificación monetaria y cambiaria en Cuba. Publicamos la entrevista que aparece en la edición digital de la revista Bohemia, donde la doctora en Ciencias Económicas Vilma Hidalgo de los Santos analiza el origen del problema, y los contras y variantes de solución. Recién salida de una de las clases que imparte en la Facultad de Economía, la doctora Vilma Hidalgo relee las preguntas. Académica al fin, no puede distanciarse del lenguaje de la ciencia, pero acopla sus respuestas a las inquietudes de los no avezados en el campo económico. -¿Por qué surge la dualidad monetaria en Cuba? ¿Solo nuestro país se ha visto en esta situación? -Se origina a principios de la década de 1990, cuando Cuba pierde a sus principales socios comerciales, los antiguos países socialistas de Europa del Este, e inicia un programa para insertar su economía en el nuevo contexto internacional. Hay que recordar que este hecho representó un abrupto decrecimiento económico, de más del 35 por ciento; un cambio radical en las relaciones económicas con el exterior y la interrupción de una estrategia de desarrollo de largo plazo basada en relaciones preferenciales dentro del Consejo de Ayuda Mutua Económica (CAME), que integraban la Unión Soviética, los países socialistas europeos y Cuba. No es un fenómeno exclusivo de la economía cubana. La dualidad monetaria fue común en América Latina en la década de los 80, cuando países de la región sufrieron de una aguda hiperinflación y en consecuencia se produjo una sustitución parcial, espontánea, de la moneda doméstica por el dólar, en casi todas sus funciones. Es decir, como medio de pago: las familias y empresas compraban y vendían utilizando el dólar; como unidad de cuenta: registraban estas operaciones en la contabilidad; y como reserva de valor: parte de los ahorros estaban constituidos en dólares. Por eso se conoce como “dolarización parcial”. Todavía persiste en algunas economías latinoamericanas y aun cuando en muchas el dólar no circula, en sus sistemas bancarios existe una importante proporción de los depósitos y se emiten instrumentos de deuda en esa moneda. Hay otras experiencias de sistemas monetarios duales en el mundo, como fue el caso de China, por ejemplo. A inicios de los años 90, lo que se da en Cuba es un proceso de dolarización parcial, cuyo origen fue el problema externo antes mencionado. La subsiguiente recesión provocó desequilibrios monetarios. La escasa oferta de bienes y servicios, en contraposición a la liquidez monetaria requerida para mantener el nivel de empleo, fue erosionando las funciones monetarias del peso cubano. En otras palabras, había dinero en circulación sin contrapartida de bienes y servicios, y ello provocó, tanto en las familias como en las empresas, una acumulación de pesos, moneda que perdía aceleradamente poder de compra. En un segundo momento, surgieron la especulación y el mercado negro de productos y divisa a nivel de la población. Recordemos que el cambio paralelo (en la calle) en aquellos años llegó a superar los 100 CUP (pesos) por dólar. Estos desequilibrios monetarios se fueron acentuando a partir de la necesidad de financiar los déficits fiscales con mayor cantidad de dinero. Adicionalmente, se incrementaron los flujos de dólares hacia la economía, por la vía de las remesas y el turismo. Posteriormente, el Estado legalizó la circulación del dólar, que ya era una realidad, y creó un mercado interno para recaudar divisas con fines redistributivos. En el sector empresarial se permitió la utilización del dólar como unidad de cuenta y medio de transacciones (comprar y vender), especialmente en sectores vinculados al turismo, al mercado interno en divisas y a empresas extranjeras. Paralelamente, se implementó un programa de saneamiento financiero (incremento de algunos precios, eliminación de ciertas gratuidades innecesarias, reducción de subsidios, entre otros); se desarrollaron mercados como el agropecuario, y se creó el mercado interno formal en divisas de Cadeca, que reconoció las condiciones de la oferta y la demanda de dólares. Con todas esas medidas se logró en muy poco tiempo que la tasa de cambio bajara a favor del peso cubano y se estabilizara entre 20 y 25 CUP/dólar. También ayudó en esa evolución la mayor afluencia de divisas al país. La tasa de cambio de Cadeca ha sido un importante referente para la gestión de la política monetaria del Banco Central de Cuba. Resumiendo, en mi opinión, la dualidad fue funcional para una situación de pérdida de poder adquisitivo de la moneda doméstica bajo las condiciones de la crisis señalada y ante el reto de insertarse en un nuevo contexto internacional. -¿No pudimos evitar la dualidad monetaria? -Primero hay que entender que cuando se produce una caída de esa magnitud en los niveles de actividad de una economía, no hay más remedio que ajustarse. El problema es cómo se produce ese ajuste. En países que han enfrentado esta situación, organismos mundiales como el Fondo Monetario Internacional inmediatamente condicionan sus apoyos financieros a una drástica reducción de los déficit fiscales, lo que se traduce no solo en recortes de gastos sociales, sino también en pérdida de empleo para muchas personas. Son las llamadas terapias de choque. Pero en Cuba, en los años más duros del llamado período especial se sostuvieron las garantías sociales y se creó un sistema de transferencias desde los sectores emergentes (por ejemplo, el turismo y las empresas vinculadas a este), hacia el resto de la economía, para minimizar costos sociales y evitar un indiscriminado ajuste con altos costos en términos de desempleo. Respecto a la decisión de legalizar la circulación del dólar, pienso que hay tres razones que la explican. Primero, la dolarización parcial constituía una realidad y era muy poco probable que pudiera revertirse rápidamente en medio de una situación de crisis. Segundo, el país necesitaba ingresos en divisas para iniciar la recuperación económica. En ese momento hubiera sido muy difícil asegurar la confianza en el peso para hacer transacciones económicas vinculadas al sector externo y con este esquema se eliminaba el riesgo cambiario en el sector emergente de la economía y para las familias beneficiadas por remesas. La recaudación en divisas se convirtió en un instrumento de redistribución para contribuir a amortiguar los efectos nocivos sobre los niveles de vida. Tercero, en ese momento se requería de referencias de precios y costos para fortalecer las relaciones mercantiles de las empresas entre sí y frente al resto del mundo, con nuevas reglas de juego y exigencias de competitividad. Anteriormente, ellas habían funcionado más débilmente; había una menor conexión entre el sistema de precios internos y los internacionales debido al significativo peso del comercio con los países socialistas. -¿No había otra alternativa? -Una devaluación generalizada y un cambio total de moneda fue una propuesta ampliamente discutida en el ámbito académico cubano en aquel momento. En mi opinión, sin embargo, las circunstancias iniciales hacían impredecible el resultado de una medida como esa, que estoy segura hubiera provocado costos más traumáticos y menos márgenes de maniobra para minimizarlos mediante la política económica. Otros países adoptaron medidas drásticas en medio de recesiones, con impactos muy nocivos sobre el empleo y los ahorros de las familias, como México y Argentina, después de la segunda mitad de los años 90. Algunas naciones de la región, en medio de crisis financieras, no optaron por la dualidad, sino por un cambio total de la moneda doméstica por la extranjera. Con una medida como esa, el banco central renuncia a la soberanía monetaria, es decir, a su capacidad de emitir moneda propia y conducir la política al respecto de manera independiente. La dualidad monetaria en Cuba se concibió como una medida parcial y transitoria. El problema es que se extendió excesivamente en el tiempo. En 2003 se aplicaron algunas medidas para des-dolarizar la economía, como por ejemplo, el uso obligatorio del CUC para las transacciones (Ley 65 y Resolución 80). Con la aprobación de los Lineamientos, la unificación monetaria se ha convertido en uno de los objetivos centrales de la política económica y a ello responde el reciente anuncio realizado por la dirección del país. -¿Cuáles han sido los efectos negativos de la dualidad? -Su permanencia excesiva en el tiempo, conjuntamente con el retraso de otras transformaciones del modelo económico, como se reconoce en los Lineamientos. Tal vez, de no ocurrir esto último, no solo hubieran sido menores los costos de la dualidad, sino que hubiéramos podido salir más rápido de ella. Pero, después de varios años, el balance entre aspectos positivos y negativos tiene que contextualizarse. Al principio, la utilización del dólar sirvió para conectar a la economía con el sector externo y con referentes internacionales de precios y costos, contribuyendo a la reanimación. Así, por ejemplo, los ingresos brutos del turismo crecieron a un ritmo promedio anual de 18 por ciento, durante más de 10 años. En igual período se constituyeron asociaciones con capital extranjero, con un volumen de inversión significativo para nuestras condiciones, que jugaron también su papel. Además, la presencia de un mercado interno en dólares incentivó la eficiencia doméstica en las empresas que lograron insertarse. De hecho, entonces crecieron las ventas nacionales en la red minorista en dólares. De esta forma también se redujo el circuito de empresas públicas subsidiadas por el Estado. Esto, unido a otras medidas de saneamiento financiero, permitió reducir los subsidios del presupuesto del Estado. El déficit fiscal tuvo una evolución paulatina favorable, manteniéndose a partir de 1996 entre un dos y un tres por ciento del producto interno bruto, lo que internacionalmente es un indicador de adecuado desempeño fiscal. Pero los costos fueron mayores en la medida en que pasó el tiempo. Comúnmente se considera que la dualidad monetaria es la causa de la diferenciación social y de la pérdida de participación del salario como fuente de ingresos de las familias. No se puede desestimar el efecto contraproducente que genera en las familias recibir un salario en pesos y tener que enfrentar una parte de los gastos en dólares. Sin embargo, no debemos atribuir tal hecho solo a la dualidad monetaria. Hay que reconocer que, dada la dimensión de la crisis, los costos eran inevitables y que, aun así, se preservaron los logros del proyecto socialista cubano, el país mantuvo la cobertura de los gastos sociales y aunque efectivamente se congelaron salarios, se mantuvieron el nivel de empleo y la protección social. Respecto a los salarios, es difícil elevarlos de manera generalizada en condiciones de baja productividad y altos niveles de empleo. De hecho, si así se hiciera, habrá dinero, pero no productos para comprar, pues estos se encarecen y entonces los incrementos salariales no sirven de nada. Imagínense que suban sus salarios en un 10 por ciento, pero también los precios. En la práctica, la situación no cambia, el poder adquisitivo es el mismo. Entonces, si existen estos desbalances, no importa el esquema monetario que prevalezca; solo cambia la forma de manifestación. -¿Y no incrementar salarios no afecta la productividad? -Si no reconocemos los resultados del trabajo en el salario estamos desestimulando la productividad y quedamos atrapados en un círculo vicioso. Es verdad. Por eso son esenciales los sistemas de retribución salarial con arreglo al trabajo, a lo cual se otorga relevancia en los Lineamientos. Y los diseños distributivos, tendientes a evitar los subsidios generalizados. Pero, volvamos a los costos de la dualidad. También se le responsabiliza con fenómenos negativos surgidos a raíz de la experiencia de descentralización empresarial de los años 90, como las manifestaciones de corrupción. Pienso que este esquema monetario agudizó muchas contradicciones. Se ha avanzado en el perfeccionamiento de los sistemas de control, pero aún queda mucho por corregir en los mecanismos económicos. También hay que continuar fortaleciendo la formación de valores y la cultura económica. Hay otros costos de la dualidad monetaria, menos visibles para quienes no son economistas, pero muy importantes y que se mencionan en la nota oficial, relacionados con la medición de los hechos económicos y la eficiencia empresarial. El tipo de cambio de uno a uno, vigente en el sector empresarial, subvalora los ingresos de las empresas exportadoras. Imagínense una empresa exportadora. Por cada dólar que exporta, ¿cuánto recibe en CUP? Un peso. Pero si la tasa de cambio fuera diez CUP por dólar, recibiría diez CUP. Con esos ingresos la empresa y su colectivo estarían más estimulados a producir, si se refleja también en mejoras salariales. De otro lado, supongan que la empresa enfrenta un gasto salarial de cinco CUP por cada dólar que ingresa por exportación. Al tipo de cambio de uno, su contabilidad refleja pérdidas. En verdad, lo que está ocurriendo es que no se reconoce un valor realista de tipo de cambio. Si este, efectivamente fuera 10, no existiría ese problema. La entidad podría cubrir perfectamente sus costos. La contabilidad reflejaría adecuadamente el hecho económico. En este caso, que la empresa es rentable. Imagínense ahora otra que aparece como rentable en la contabilidad. Tiene solamente ingresos en CUP, pero costos en dólares. Por ejemplo, vende un CUP y gasta 0.5 dólares por cada CUP que produce. Es rentable porque al tipo de cambio de uno a uno, los ingresos superan los costos. Sin embargo, vamos nuevamente a asumir que el tipo de cambio realista es 10 CUP/dólar. Si así se reflejara en la contabilidad, los costos materiales serían cinco CUP. ¿Es que la empresa “se convirtió” en irrentable? No, ya lo era, pero la contabilidad no lo reflejaba así por la distorsión del tipo de cambio. ¿Es que ahora hay que subsidiar a la empresa? Realmente, ya estaba subsidiada implícitamente por el tipo de cambio. Generalizando, algunas empresas con una alta proporción de insumos importados pueden ser rentables, según su contabilidad, cuando en realidad son beneficiadas por subsidios ocultos en el tipo de cambio sobrevaluado. Mientras, algunas que son rentables en divisas pueden aparecer con pérdidas en moneda total, cuando en realidad están subvalorados sus ingresos. La falta de un tipo de cambio realista, que permita conectar los flujos financieros en pesos y dólares, dificulta la medición de la rentabilidad de las empresas y el correcto análisis de la situación de las finanzas públicas. Otro problema es que, en un contexto de débil regulación, segmentación de mercados y ausencia de un mercado cambiario empresarial, la dualidad monetaria se convirtió en un obstáculo para articular cadenas productivas y afectó a productores nacionales con potencialidades. Por ejemplo, una empresa de muebles eficiente y competitiva quiere vender al turismo una mesa a un precio de 100 CUP. El hotel compara que una mesa importada, de similar calidad, le cuesta 50 dólares. Al cambio de uno a uno, le resulta mejor importar, pues el precio es menor. Pero la misma mesa importada, a un tipo de cambio de 10, resultaría demasiado cara (500 CUP) y optaría por la mesa cubana, con lo cual se estimula a la industria nacional. Asimismo, en estas circunstancias es difícil favorecer la sustitución de importaciones, pues no se puede medir con exactitud los costos internos reales de una actividad y la conveniencia o no de su emprendimiento, respecto a una alternativa importada. -¿Entonces, un tipo de cambio empresarial mayor a uno podría mejorar la competitividad de la empresa cubana? -En principio sí, aunque dependerá de la dinámica de los precios domésticos después de la devaluación, tema que seguro está previsto atender como parte del programa. Hay que evitar que se desencadene una espiral inflacionaria. De esta forma, la devaluación encarece las importaciones y favorece a los exportadores. Es de esperar también una dinámica mayor de la actividad de las empresas nacionales hacia el sector exportador, ya que sus precios pueden ser más competitivos. Lo esencial es la capacidad de la economía para reaccionar ante estos cambios de precios relativos. No se puede esperar mayor competitividad con una devaluación de un plumazo. Esas reacciones no son tan automáticas. Será necesario acompañar con otras medidas afines a este objetivo y que permitan ampliar las capacidades productivas, fomentar las exportaciones, perfeccionar la política de precios y salarios, la política crediticia, entre otras. Por ejemplo, es imprescindible que los potenciales beneficios de la reactivación se expresen en los salarios de los trabajadores protagonistas de esta, de manera que se pueda comenzar a superar el actual círculo vicioso e ir a una mayor productividad del trabajo. -¿Por qué ahora, y no antes, la decisión de comenzar el proceso de unificación? -La economía cubana se ha ido recuperando. Ha logrado superar la situación crítica de los años 90. Además, se ha ganado experiencia en todos estos años en la administración de las políticas macroeconómicas y financieras. Pero lo más importante ha sido la voluntad política, a partir de la aprobación de los Lineamientos, de avanzar hacia la unificación monetaria para contribuir a perfeccionar el sistema de precios y salarios, a favor de una mayor productividad del trabajo, y mejorar la medición de los hechos económicos como base para la toma de decisiones. Como ya dijimos, su permanencia en el tiempo agudizó los costos de la dualidad. Pero tampoco es algo que se puede hacer de un día para otro, como ha explicado varias veces la dirección del país. -¿Es viable un mercado cambiario en el sistema empresarial? -En el modelo cubano, el balance de ingresos y gastos en divisas es esencial para garantizar objetivos económicos y sociales del plan de la economía. Pero ello no contradice que una vez establecidas las fronteras entre centralización y descentralización, se instituya un mecanismo a través del cual las empresas, de manera regulada, puedan intercambiar moneda doméstica y extranjera a una tasa de cambio -prevista por el Banco Central- que refleje las condiciones de la economía en el sistema de precios y costos. Este mecanismo ofrecería flexibilidad a las transacciones empresariales y señales acerca del valor de la tasa de cambio para la administración monetaria por parte del Banco Central. Sin embargo, no debe ser una medida aislada, sino parte del programa de unificación, acompañado por las requeridas correcciones monetarias. -¿Por qué la unificación monetaria y cambiaria no puede ser una decisión con la cual se resuelva todo de una vez? ¿Qué implica unificar? ¿Por qué empezar por las empresas? -Implica varias cosas. Primero, unificar el CUP y el CUC, las dos monedas emitidas por el Banco Central de Cuba, y convertirlas en una única moneda nacional con nuevas bases de convertibilidad respecto a la moneda extranjera. Hoy el CUC ha perdido convertibilidad, particularmente en el sector empresarial, donde solo una parte tiene capacidad de liquidez (CL) para ser intercambiada por dólares. La nueva moneda, es decir, el peso unificado, debe expresar algún grado de convertibilidad, a una tasa de cambio realista, lo cual no significa que se eliminen los controles cambiarios, que no se regule el acceso a la divisa. La cantidad de dinero debe ser coherente con el equilibrio interno y externo. Es decir, debe respaldar las transacciones de bienes y servicios en la economía, y lograr que ello tenga un reflejo en la estabilidad de precios, además de corresponderse con los flujos de divisa, a la tasa de cambio que se establezca. Sí, definitivamente, es un proceso complejo y por sus implicaciones en los precios, salarios, finanzas empresariales, presupuesto del Estado entre otros indicadores fundamentales de la economía, debe ser gradual. La situación no es la misma en el circuito monetario de la población que en el de las empresas. En el sector empresarial la tasa de cambio se ha retrasado en el tiempo, cuando en realidad las condiciones de la economía cubana cambiaron. En el mercado cambiario de la población (Cadeca) existe una tasa de cambio que refleja las condiciones en ese circuito. Pero no hay suficiente información para fijar de un día para otro una única tasa de cambio. Se impone unificar monedas en el sector empresarial y fijar una tasa de cambio superior a uno. Ambos pasos son complejos. Hay que evaluar el impacto sobre la situación financiera de las empresas y la economía en su conjunto. Utilizando el mismo ejemplo que refería antes, de subsidios implícitos por tasa de cambio a las importaciones: a las empresas que reflejan hoy en su contabilidad total el componente importado de sus costos a una tasa de uno a uno, ¿qué les ocurriría si mañana la tasa fuera 10? Contablemente, el componente en dólares de sus costos se elevaría diez veces. Si la empresa exporta y hoy es rentable en divisas, no debe preocuparse, también se elevan sus ingresos en divisas expresados en moneda nacional. Pero, ¿qué pasa con las empresas que no exportan, es decir, las que tienen ingresos en pesos? Que tenían los costos de importación artificialmente bajos y ahora aflora la situación real en la contabilidad. La corrección de estas distorsiones se trasladará al Presupuesto del Estado, ya que el sistema de transferencia fiscal (impuestos y subsidios) está hoy distorsionado por la tasa de cambio sobrevaluado. -¿Podría bajar la tasa de cambio de Cadeca en alguna medida, aunque sea mínima? -Más que responder directamente, voy a referirme a dos cuestiones, para que los lectores puedan “sacar sus propias conclusiones”. Primero, aclarar que la tasa de cambio en una economía no puede fijarse arbitrariamente. Todos quisiéramos que bajara en Cadeca ahora mismo. Pero, pongamos un ejemplo, ¿qué pasaría si se fijara mañana en dos o tres CUP por CUC? Como estaría muy barato el cambio, empezaríamos a demandar mayor cantidad de CUC en Cadeca, pero esta no tendría los CUC necesarios para satisfacer esa mayor demanda. Una mala decisión sería que el banco imprimiera más CUC para continuar vendiéndolos, porque esta mayor cantidad no tendría suficiente respaldo en dólares y perdería poder adquisitivo el CUC. ¿Por qué? Porque no se podría suministrar más productos y estos se pondrían más caros o se desabastecerían las tiendas. En general, el valor de la tasa de cambio depende de la disponibilidad de divisas respecto a esa demanda proveniente de la moneda doméstica. Mientras mayor sea la afluencia de divisas en un país, más posibilidades hay de que se aprecie la tasa de cambio. Segundo, el poder adquisitivo de la moneda no solo se expresa en una tasa de cambio menor, sino también en salarios y precios. El poder de compra se refiere a la posibilidad real de consumir productos y servicios con una determinada cantidad de dinero. El dinero vale más si los salarios se elevan por encima de los precios. Una disminución de precios tendría un efecto similar al de la reducción de la tasa de cambio. En ambos casos, el salario valdría más, en términos relativos. Sin embargo, si suben los salarios pero en igual proporción lo hacen los precios o la tasa de cambio, no se eleva el poder adquisitivo, ya que las personas podrán consumir exactamente igual que antes. Las tres variables están relacionadas. Imaginen un caso extremo en que aumenta la cantidad de CUP en la economía porque suben los salarios, pero ni se produce más, ni hay más divisas para importar. Entonces, los productos escasean tanto en el mercado en CUP como en CUC, pero hay mucha cantidad de CUP. ¿Qué pasará? Pues que los precios del mercado agropecuario subirán y, además la tasa de cambio se elevará, pues habrá más CUP, respecto a CUC disponibles. En cambio, si crece el dinero en CUP, y también la producción y la exportación (entrada de divisas), habría más posibilidades de estabilizar precios y bajar la tasa de cambio. Así, los incrementos salariales deben corresponderse con incrementos de productividad. Antes dije que tampoco puede ignorarse el poder adquisitivo del salario como incentivo a la productividad, de ahí la importancia de las políticas de remuneración con arreglo al trabajo. De no tomar en cuenta todos estos elementos, la economía queda atrapada en desequilibrios e ineficiencias. El ajuste de la tasa de cambio empresarial ofrece oportunidades para romper este círculo vicioso. Si al sector exportador se le reconoce una mayor tasa de cambio, los ingresos en CUP se elevan por cada dólar exportado y una parte puede destinarse a incrementar salarios. De manera análoga, al sector que sustituye importaciones, se le deberá permitir formar precios sobre la base de referentes internacionales, de manera que también puedan contar con esta posibilidad en condiciones de mayor competitividad. Paulatinamente, es de esperar que el efecto reanimador sobre la producción y la balanza de pagos del país impacte los niveles salariales en el resto de los sectores de la economía y así se recupere el poder adquisitivo. Vale insistir que aun cuando hablamos de potenciales efectos positivos, no se puede atribuir toda la responsabilidad de la recuperación del poder adquisitivo a la unificación. Se trata de colocar a esta en un programa económico integral con ese objetivo. -¿Cuántas etapas tendría ese proceso y cuánto puede demorar? ¿Qué debe ser primero y qué después? ¿Podría lograrse que los dos tipos de cambio converjan? -La secuencia de la unificación es relevante. Unido a este proceso es muy importante avanzar en las medidas previstas para reactivar las capacidades productivas y de exportación, como son las dirigidas a profundizar las transformaciones en el sector agropecuario. También es vital para el equilibrio interno y externo ampliar fuentes de financiamiento al sector exportador; continuar desarrollando nuevas formas de gestión con el doble propósito de elevar la eficiencia y al propio tiempo aliviar las finanzas internas (captando impuestos y reduciendo gastos del presupuesto); perfeccionar los mecanismos regulatorios y el sistema de incentivos en la empresa estatal para estimular la productividad del trabajo; fortalecer la infraestructura productiva y tecnológica del país, elevando gradualmente la inversión, entre otras. Corregir progresivamente el sistema de precios y salarios es una condición para la reactivación económica. Por eso también el ajuste de la tasa de cambio empresarial debe ser uno de los primeros pasos en el proceso de unificación. Junto a la unificación monetaria y cambiaria en el sector empresarial, habrá que institucionalizar los mecanismos de acceso a la divisa. Es posible, como decíamos antes, que la actual brecha entre la tasa de cambio de Cadeca y la empresarial justifique transitoriamente un diferencial menor entre ambas. Pero la permanencia de tipos de cambio múltiples en la economía, suele traer problemas como, por ejemplo, la especulación: comprar barata la divisa en un segmento y venderla cara en otro. Ello puede evitarse a través de la regulación y el control, pero es un riesgo, en particular en las condiciones actuales en que se fortalecen los vínculos entre el sector por cuenta propia y las empresas estatales. Además, la presencia de tipos de cambio múltiples en una economía distorsiona el sistema de precios. Por eso soy partidaria de procurar la convergencia de ambos tipos de cambio, en la medida en que las condiciones de la economía lo permitan. El programa hacia la unificación monetaria es sin duda un paso trascendental para consolidar la moneda doméstica, recuperar su poder adquisitivo y reactivar la economía. El país cuenta con capacidad y competencia para lograr el éxito de este proceso. En lo adelante, debemos afianzar la estabilidad de largo plazo del peso cubano, sobre los pivotes más esenciales: la productividad y la disciplina financiera y fiscal. Cuba elimina sistema de dualidad monetaria una de las mayores distorsiones en su economía. Foto: AP. El programa hacia la unificación monetaria es sin duda un paso trascendental para consolidar la moneda doméstica, recuperar su poder adquisitivo y reactivar la economía. Foto: AP. ¿Qué es la unificación monetaria y cambiaria? La unificación monetaria se refiere a la decisión del Banco Central de emitir una única moneda y que cumpla sus funciones como unidad de cuenta y medio para hacer transacciones. Es decir, las empresas y los hogares realizarán compras y ventas en una sola moneda, y así quedará expresado en la contabilidad. El dinero también cumple la función de reserva de valor. Por ejemplo, en el sistema financiero cubano hay cuentas en CUP, CUC y divisas. Esto es generalizado a nivel internacional, aunque casi siempre sujeto a regulaciones. En las economías que han experimentado procesos de dolarización parcial, generalmente se admite la presencia de ahorros en esta moneda. Aunque los bancos centrales tienden a desestimularlos, a favor de la moneda doméstica. Pero lo hacen mediante mecanismos indirectos, como el pago de una mayor tasa de interés, entre otros. También hay experiencias en que los cambios de monedas se han extendido hasta los depósitos, pero no parece ser una práctica aconsejable. La unificación cambiaria se refiere a la presencia de un único tipo de cambio para intercambiar la moneda nacional por la moneda extranjera, independientemente del tipo de operación -comercial o financiera-, o de quien la realice, por ejemplo, una empresa o una familia. Cuando existe diferenciación según estos u otros criterios, estamos en presencia de tipos de cambios múltiples. Algunos países por ejemplo, han favorecido al sector exportador con tipos de cambio diferenciados. En Cuba los tenemos. Hay un tipo de cambio de 1 CUP/CUC en el sector empresarial y otro, de 24 CUP/CUC, para el sector de la población (Cadeca). Pero hay que aclarar que en el primero, no porque sea un peso por dólar, las empresas pueden comprar a ese precio la divisa en un mercado cambiario. Hay controles cambiarios y la divisa se distribuye a través de las cifras previstas en el plan de la economía. Es de esperar que por un tiempo se mantengan esos tipos de cambio múltiples, pero con una tasa de cambio más realista en el sector empresarial. Tomando la temperatura El pasado 23 de octubre pareció existir en Cuba una sola noticia. Bajo el título de Nota oficial, el diario Granma informó el acuerdo del Consejo de Ministros de “poner en vigor el cronograma de medidas que conducirán a la unificación monetaria y cambiaria”. A modo de sondeo, casi al cierre, BOHEMIA indagó entre una veintena de cubanos, la mayor parte capitalinos. Unas 18 personas confesaron no comprender de qué se trataba el anunciado proceso, pero aún así, dentro de este grupo cuatro dijeron confiar en la justeza de una medida de este tipo, en Cuba. Solo hubo dos escépticos. Las interrogantes más comunes giraron en torno al salario (11 opiniones) y los altos precios actuales, tanto en CUC como en CUP (10). La idea menos reiterada: ¿Qué se harán en el futuro las CADECA? “Lo único que entiendo es que voy a tener la posibilidad de pagar con moneda nacional en determinadas tiendas. Hace falta que los funcionarios a cargo de esa decisión expliquen más al pueblo, porque ¿es cambio de moneda o la posibilidad de pagar con dos?”, manifestó el avileño René Conde, jubilado, de 73 años . Conocedora del tema, la cienfuegura y licenciada en Economía Magda Hernández, de 53 años, dijo: “Hay confusión. Muchos preguntan qué moneda quedará. Piensan que va a ser la semana que viene.” No quedó claro en la mayoría de los interrogados que los principales cambios serán, en una primera etapa, en el sector empresarial (las llamadas personas jurídicas). De ahí que hubo algunos palpándose los bolsillos o mirando hacia tablillas de precios. “A los que recibimos un salario por el Estado nos beneficiaría si unifican la moneda y bajan los precios. Ahora, creo que, por ejemplo, a los cuentapropistas, no les va a ayudar”, razonó el santiaguero Ernesto Cárdenas, taxista, con 20 años detrás del timón. Por su parte el profesor de Física en la CUJAE, Osbel Almora, de 24 años, se preguntó: “¿Cómo van a quedar los que reciban estimulaciones en divisas?”. La holguinera de 55 años Margarita Hidalgo Ramírez, técnico en obras de arquitectura, refirió que en su centro de trabajo hay gran expectativa. “Quienes trabajamos, mejoraremos; debemos tener calma”. Es hora ya de tener una sola moneda, fue el planteamiento coincidente de los jubilados capitalinos Juana Rubio, Gastón Braffo y Dorio Cid. “Confío en que no se dejen desamparadas a las personas de menos recursos”, enfatizó Juana. “Dificultades habrá”, advirtió el investigador titular Eduardo Casanova, de 71 años. “Es imposible que no las tenga un cambio tan grande en un país, pero debe buscarse que afecte lo menos posible a la población.” Escéptico, el pinareño Nilo Cruz, gastronómico, declaró que la medida ayuda muy poco, pues no se ve que vaya a aumentar los salarios. Y Víctor Manuel Valido, estudiante de Comunicación, de 24 años, manifestó su preocupación de que el país pueda sostener una mayor demanda si las personas tienen acceso a todos los productos en una sola moneda. El vecino del municipio Cerro, Juan Carlos Rivero, de 51 años, privilegió el efecto en la macroeconomía. “Pienso que mejore el sistema contable del país. La dualidad de moneda hace más difíciles los balances. Si se quita la complicación del cambio en las empresas, eso nos va a ser más soluble la vida”. Adoptar una tasa de cambio realista Buscando más luz sobre este tema tan complejo e impactante en la economía nacional y en la vida de cada cubano -razón que explica el interés unánime en su solución-, nuestro equipo recabó la opinión de un especialista como el doctor en Ciencias Económicas Joaquín Infante Ugarte. Sin pensarlo dos veces, el también Premio Nacional de Economía afirmó estar muy contento con el anunciado inicio del proceso de unificación monetaria y cambiaria, la que considera “condición muy necesaria para poder seguir avanzando en la actualización del modelo económico”. Considera acertado empezar por el sector empresarial. Porque “lo primero que debemos lograr -afirma- es aumentar la eficiencia, la productividad y la producción”. Y eso será posible cuando pueda definirse con mayor precisión el valor de productos y servicios, gracias a la adopción en ese sector de una tasa de cambio más realista que la actual, de uno por uno (un peso igual a un CUC, igual a un dólar estadounidense). Esa medición más precisa es muy importante en la exportación y la importación, y en general en la gestión de las empresas, cuyos dirigentes pueden tener así instrumentos de dirección más seguros, en balances financieros que reflejen correctamente la situación económica de sus entidades. Glosario Déficit fiscal (también presupuestario o público): El que ocurre cuando los gastos realizados por el Estado superan a los ingresos, en un determinado período, normalmente un año. Devaluación (monetaria): Pérdida del valor nominal de una moneda corriente frente a otras monedas extranjeras. (Las monedas representan un valor, relacionado con la riqueza del país de que se trate. La moneda en sí no tiene un valor real, sino que es solo representativo y si la nación emite más monedas o les da un valor más alto del que puede respaldar con su riqueza, se tienen que realizar ajustes en cuanto al valor de estas). Especulación: Operación comercial que se practica con mercancías, valores o efectos públicos con el único propósito de lucrar con las variaciones en su precio de mercado. Hiperinflación: Inflación muy elevada, fuera de control, en la que los precios aumentan rápidamente al mismo tiempo que la moneda pierde su valor. Liquidez: Cualidad de los activos (bienes tangibles o intangibles que poseen empresas o personas) para ser convertidos en dinero efectivo de forma inmediata sin pérdida significativa de su valor. Cuanto más fácil es convertir un activo en dinero se dice que es más líquido. Por definición el activo con mayor liquidez es el dinero; es decir, los billetes y monedas tienen una absoluta liquidez. De igual modo, los depósitos bancarios gozan de absoluta liquidez y por tanto desde el punto de vista macroeconómico también son considerados dinero. Producto interno bruto (PIB): Medida macroeconómica que expresa el valor monetario de la producción de bienes y servicios de un país durante un período determinado de tiempo (normalmente un año). El PIB es usado como una medida del bienestar material de una sociedad y su cálculo se encuadra dentro de la contabilidad nacional. Recesión (o estado recesivo): Disminución generalizada de la actividad económica de un país o región, medida a través de la bajada, en tasa anual, del producto interno bruto (PIB) real, durante un periodo prolongado.// Disminución de las actividades económicas, comerciales e industriales. Redistribución (“con fines redistributivos”): Proceso consistente en modificar la distribución de un bien entre los agentes económicos por considerar que no es la adecuada, generalmente siguiendo criterios de justicia o equidad. Remesa: Envío de una cosa de un lugar a otro. En este caso, referido al envío de dinero que cubanos residentes en el exterior hacen a sus familiares u otras personas en Cuba. Tasa o tipo de cambio: Relación de proporción que existe entre el valor de una y otra moneda. Indicador que expresa cuántas unidades de una se necesitan para obtener una unidad de la otra. Saneamiento financiero: Proceso que consiste en fortalecer los ingresos públicos y contener el crecimiento excesivo de los gastos, a fin de reducir el déficit fiscal o presupuestario. Sector externo: Conjunto de actividades y estrategias que realizan los Estados en el ámbito internacional para poder mantener un adecuado intercambio productivo, comercial, financiero, etc., que asegure el desarrollo de sus pueblos. Subsidio: Ayuda o auxilio económico extraordinario concedido por un organismo oficial a una persona o entidad; también a productos o servicios. (Tomado de la Revista Bohemia)
Cooperativas no agropecuaria a buen ritmo 29 noviembre 2013 1 Comentario Foto: Ladyrene Pérez/Cubadebate. La Cooperativa No Agropecuaria Reconstructora de Vehículos, radicada en La Habana y hasta la fecha única de su tipo en Cuba, brinda servicios de chapistería, pintura y tapicería a equipos automotores, una experiencia que en tan solo cinco meses muestra buenos resultados. Napil Eduardo Pérez Morán, vicepresidente de la nueva entidad, sita en Vía Blanca entre Primelles y Palatino, precisó a la AIN que la iniciativa surgió a partir del primero de julio de este año, a propuesta del Ministerio de Transporte. Comentó que entre sus principales clientes se cuentan la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (Etecsa), Cubanacán Casa Matriz, Servicios Especializados Integrales de Seguridad y Protección (Seisa) y Cubataxi; e igualmente dedican un espacio a los particulares. Señaló que en sus instalaciones se atendienden y recuperan vehículos de todas las provincias del país. Destacó el gran impacto social de la cooperativa, a partir del monto de las reparaciones, que oscila entre los cuatro mil y cinco mil pesos cubanos convertibles (CUC), en dependencia del tipo de vehículo, lo que equivale al ahorro de entre 13 mil y 30 mil CUC, por concepto de compra en el mercado mundial. Explicó que los 61 socios con que hoy cuentan hicieron su aporte dinerario en pesos cubanos (CUP), y disfrutan de una utilidad de entre seis mil 500 a siete mil 500 CUP al mes, de acuerdo con el cumplimiento del plan productivo de cada operario, y esperan por la distribución igualitaria de las ganancias a fines de año. Aclaró que los asociados indirectos (trabajadores de oficina, directivos y chofer) también reciben beneficios, a partir de su aporte y la calidad de su desempeño. En cuanto a la materia prima, indicó que el 90 por ciento se asegura por la Importadora General de Transporte (IGT), aunque todavía la cantidad no satisface la demanda. Como promedio, afirmó, terminan de tres a cuatro carros en el día, y su producción se centra en la reconstrucción de autos con más de 15 ó 20 años de explotación, prácticamente en estado de baja. En cuanto al servicio a particulares, informó que reciben entre 10 y 12 autos al mes, con tarifas cuyo pago se efectúa una parte en CUC y otra en CUP, prestación que se abrirá nuevamente a inicios del próximo año, pues en lo que resta del actual deben cumplir los compromisos contraídos. Pérez Morán expresó que trabajan por mejorar la eficiencia en la respuesta al usuario, la calidad, la producción, y brindar un servicio llave en mano, que asegure la satisfacción, y el cumplimiento de las condiciones y requerimientos del cliente y su vehículo. (Con información de AIN)
Cooperativas no agropecuaria a buen ritmo 29 noviembre 2013 1 Comentario Foto: Ladyrene Pérez/Cubadebate. La Cooperativa No Agropecuaria Reconstructora de Vehículos, radicada en La Habana y hasta la fecha única de su tipo en Cuba, brinda servicios de chapistería, pintura y tapicería a equipos automotores, una experiencia que en tan solo cinco meses muestra buenos resultados. Napil Eduardo Pérez Morán, vicepresidente de la nueva entidad, sita en Vía Blanca entre Primelles y Palatino, precisó a la AIN que la iniciativa surgió a partir del primero de julio de este año, a propuesta del Ministerio de Transporte. Comentó que entre sus principales clientes se cuentan la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (Etecsa), Cubanacán Casa Matriz, Servicios Especializados Integrales de Seguridad y Protección (Seisa) y Cubataxi; e igualmente dedican un espacio a los particulares. Señaló que en sus instalaciones se atendienden y recuperan vehículos de todas las provincias del país. Destacó el gran impacto social de la cooperativa, a partir del monto de las reparaciones, que oscila entre los cuatro mil y cinco mil pesos cubanos convertibles (CUC), en dependencia del tipo de vehículo, lo que equivale al ahorro de entre 13 mil y 30 mil CUC, por concepto de compra en el mercado mundial. Explicó que los 61 socios con que hoy cuentan hicieron su aporte dinerario en pesos cubanos (CUP), y disfrutan de una utilidad de entre seis mil 500 a siete mil 500 CUP al mes, de acuerdo con el cumplimiento del plan productivo de cada operario, y esperan por la distribución igualitaria de las ganancias a fines de año. Aclaró que los asociados indirectos (trabajadores de oficina, directivos y chofer) también reciben beneficios, a partir de su aporte y la calidad de su desempeño. En cuanto a la materia prima, indicó que el 90 por ciento se asegura por la Importadora General de Transporte (IGT), aunque todavía la cantidad no satisface la demanda. Como promedio, afirmó, terminan de tres a cuatro carros en el día, y su producción se centra en la reconstrucción de autos con más de 15 ó 20 años de explotación, prácticamente en estado de baja. En cuanto al servicio a particulares, informó que reciben entre 10 y 12 autos al mes, con tarifas cuyo pago se efectúa una parte en CUC y otra en CUP, prestación que se abrirá nuevamente a inicios del próximo año, pues en lo que resta del actual deben cumplir los compromisos contraídos. Pérez Morán expresó que trabajan por mejorar la eficiencia en la respuesta al usuario, la calidad, la producción, y brindar un servicio llave en mano, que asegure la satisfacción, y el cumplimiento de las condiciones y requerimientos del cliente y su vehículo. (Con información de AIN)

DEPREDADORES DEL GANADO

RAFAEL CARELA RAMOS Las máximas autoridades de la provincia, el Gobierno, el Ministerio del Interior y demás factores de la provincia de Santiago de Cuba que tienen que ver con la lucha contra el delito, la corrupción y las ilegalidades, no cejan en su empeño de lograr la disminución de estos flagelos que afectan a nuestra sociedad. Una de las más arduas tareas en este sentido, es el enfrentamiento a los hechos contra el ganado, que en el período enero-septiembre del 2013 han aumentado los casos en más de 360, respecto a igual período del año anterior. Los municipios con mayor incidencia son Mella, Santiago de Cuba, Contramaestre, Palma Soriano y San Luis. El sector más afectado es el particular, seguido de entidades del Ministerio de la Agricultura y el sector cooperativo. El hurto del ganado predomina en este tema, con un promedio de 3,2 diarios, con reportes de más de 200 casos en lo que va de año, al tiempo que se denuncian 66 receptadores vinculados a esta figura delictiva. Aunque existen causas objetivas que propician estos delitos como el escaso rechazo social existente, entre las subjetivas están la negligencia, el descontrol, falta de vigilancia e incumplimiento de las normas para la protección y manejo de la masa, principalmente por sus dueños, que deben ser los más preocupados y ocupados en preservar el ganado. A esto debe sumarse, la demora en denunciar las sustracciones, sin dudas un elemento que continúa afectando las investigaciones de las autoridades y el esclarecimiento de los hechos. Las investigaciones permiten comprobar la existencia de cadenas delictivas con roles definidos en sus componentes y desplazamientos entre municipios y provincias vecinas para la perpetración de los hechos En algunos casos, intimidar a las víctimas con armas blancas; actuando en grupos o en menor medida con armas de fuego, han sido de los modus operandis empleados, los que en otras ocasiones se aluden como pretextos para encubrir negligencias, violaciones de las normas de protección o complicidad con los autores de delitos. El miembro del Comité Central del Partido y primer secretario del Partido en la provincia, Lázaro Expósito Canto, ha insistido en la necesidad de que cada cual haga lo que le toca para erradicar las actividades delictivas en su área de atención. DEPRE

viernes, 22 de noviembre de 2013

El acto final de Kennedy: acercarse a Cuba

Fidel en la Plaza de la Revolución. Foto: Korda. El aniversario número 50 de la muerte violenta del presidente estadunidense John F. Kennedy nos arroja un secreto largamente guardado: tras el asesinato en Dallas, Fidel Castro envió un mensaje por canales discretos a Washington pidiendo reunirse con la comisión oficial que investigaba el magnicidio, para disipar los crecientes alegatos de que Cuba era la responsable. La comisión, encabezada por el presidente de la Suprema Corte de Justicia estadunidense, Earl Warren, envió a uno de sus abogados, el afroestadunidense William Coleman, en misión clandestina para reunirse con el líder cubano en un bote en el Caribe. Coleman contó en entrevista al reportero de investigación Philip Shenon, la primera relacionada con esta reunión ultrasecreta, que hablaron durante tres horas. Pese a presionar al líder cubano en torno a los vínculos de Lee Harvey Oswald con Cuba y a su misteriosa visita a la embajada cubana en México antes del asesinato, Coleman informó a Warren: no encontré nada que me hiciera suponer que haya pruebas de que él [Castro] lo hizo. De hecho, pese a Playa Girón, la crisis de los misiles, los complots para asesinar gente en Cuba y el embargo comercial, Castro insistió en que admiraba al presidente Kennedy. Secretos y teorías conspirativas En Estados Unidos, el aniversario de la muerte del joven presidente ha generado una cobertura masiva en los medios: documentales especiales para la televisión, una oleada de libros y artículos nuevos, un nuevo filme hecho en Hollywood. Inevitablemente, surgen nuevas teorías que discuten una vez más las posibles conspiraciones relacionadas con quién mató a Kennedy y por qué. La Comisión Warren concluyó que Oswald, solitario enloquecido que se declaraba marxista, actuó solo cuando disparó al presidente. Pero el sigilo del gobierno estadunidense, en particular que la CIA retuviera información de sus esfuerzos ultrasecretos por asesinar a Castro, y de la vigilancia que ejerció sobre Oswald cuando visitó la ciudad de México (protegiendo sus operaciones de colecta de información de inteligencia en México), levantó sospechas de que alguien encubría algo. La Casa Blanca tampoco compartió detalles extraordinarios, como que la actitud de Kennedy hacia Cuba tuvo un giro significativo, siendo Cuba un país central en cualquier discusión histórica del impactante asesinato del presidente en Dallas. Casi inmediatamente después del asesinato cometido el 22 de noviembre de 1963, los enemigos de la revolución cubana comenzaron a plantar acusaciones de que el pro castrista Oswald había conspirado con Cuba para matar al presidente. En Nueva Orleáns, donde Oswald creó el comité Juguemos Limpio con Cuba (de un solo miembro), un grupo de exiliados con respaldo de la CIA, llamado Directorio Revolucionario Estudiantil (Revolutionary Student Directorate), publicó un boletín el 23 de noviembre con un retrato de Castro junto a una foto de Oswald. Seis días después del asesinato, el director de la CIA, John McCone, informó al nuevo presidente, Lyndon Johnson, que un agente de inteligencia nicaragüense en México, Gilberto Alvarado, había advertido a nuestra estación [en México] con gran detalle sobre el supuesto hecho de que el 18 de septiembre vio a Oswald recibir 6 mil 500 dólares en la embajada cubana en la ciudad de México. Alvarado aseguraba que el dinero era el pago por matar al presidente. La CIA sospechó de inmediato de la credibilidad de esta información porque la FBI tenía pruebas concretas de que Oswald estaba en Nueva Orleáns el 18 de septiembre; los documentos de inmigración mostraban que no había viajado a México hasta el 26 de septiembre. Alvarado fue retenido en una casa de seguridad de la CIA y luego entregado a las autoridades mexicanas para que lo siguieran interrogando. Éste no pasó la prueba del polígrafo de esa agencia y se retractó de sus afirmaciones. De acuerdo con el informe ultrasecreto de la CIA El asesinato del presidente Kennedy, Alvarado admitió ante autoridades mexicanas que su relato era una fabricación diseñada para provocar que Estados Unidos sacara a Castro de Cuba a patadas. Castro también observaba ocurrir una conspiración, muy diferente. El 23 de noviembre transmitió una declaración por la radio cubana en la que calificaba el asesinato de Kennedy de conspiración maquiavélica contra nuestro país, que buscaba justificar de inmediato una agresiva política contra Cuba… construida con la sangre aún tibia y el cuerpo insepulto de su presidente, trágicamente asesinado. Oswald, declaró Castro, pudo haber sido un instrumento de los sectores más reaccionarios que han estado tramando esta siniestra conspiración, y que pueden haber planeado el asesinato de Kennedy por estar en desacuerdo con su política internacional. Al momento en que ocurría esa dramática declaración, Castro sabía algo de la política internacional de Kennedy que el resto del mundo no supo: en los días que lo asesinaron, el presidente estadunidense exploraba activamente un acercamiento con Cuba y trabajaba en secreto con Castro para instaurar negociaciones secretas con el fin de mejorar las relaciones. En noviembre de 1963, Cuba no tenía razones para asesinar a Kennedy porque estaba involucrada en la creación de una diplomacia por canales secretos que hubiera podido conducir a la normalización de relaciones. En el mismo momento en que se cometió el asesinato, Castro sostenía una reunión con un emisario que Kennedy había enviado a La Habana en misión de paz. Pláticas secretas Cuba-EU Las conversaciones entre Cuba y Estados Unidos comenzaron, irónicamente, tras un flagrante acto de agresión de Washington: la invasión paramilitar de Playa Girón. Después de la victoria cubana sobre una incursión armada que contó con apoyo de la CIA, el presidente y su hermano Robert Kennedy enviaron al abogado James Donovan para negociar la liberación de más de mil miembros de la incursión que fueron capturados. Durante el curso de varias sesiones de negociación en el otoño de 1962, Donovan gestionó un arreglo para abastecer la isla con 62 millones de dólares en alimentos y medicinas a cambio de la liberación de los prisioneros. Este hombre no sólo obtuvo la libertad de los prisioneros, sino la confianza de Fidel Castro. En la primavera de 1963, Donovan regresó a La Habana varias veces para negociar con Castro la liberación de dos docenas de estadunidenses –tres de ellos agentes de la CIA– encarcelados en prisiones cubanas bajo los cargos de espionaje y sabotaje. Durante el curso de estas reuniones, por vez primera Castro planteó el punto de la restauración de relaciones. Dada la acrimonia y la hostilidad de lo ocurrido en el pasado reciente, cómo podrían Estados Unidos y Cuba proceder con el asunto, preguntó a Donovan. ¿Sabe cómo hacen el amor los puercoespines?, respondió Donovan. Con sumo cuidado. Y es así como ustedes y Estados Unidos deberían proceder con este asunto. Cuando el informe de Donovan sobre el interés de Castro en sentarse a conversar para normalizar relaciones llegó al escritorio de Kennedy, la Casa Blanca comenzó a considerar la posibilidad de un enfoque dulce hacia Castro. Los ayudantes de mayor rango argumentaron que Estados Unidos debía exigir a Castro que dejara atrás sus relaciones con los soviéticos como precondición de cualquier plática. Pero el presidente se impuso; ordenó a sus asistentes más cercanos que comenzaran a pensar en términos más flexibles al negociar con Castro, y dejó claro, según algunos documentos desclasificados de la Casa Blanca, que se mostró muy interesado en proseguir en esta opción. En abril de 1963, en su último viaje a Cuba, Donovan presentó a Castro con una corresponsal de ABC News, Lisa Howard, que había viajado a La Habana a realizar un especial televisivo sobre la revolución cubana. Howard remplazó a Donovan como interlocutora central en este prolongado esfuerzo secreto por entablar unas primeras conversaciones serias, frente a frente, para mejorar las relaciones. A su regreso de Cuba, la CIA se reunió con ella en Miami y la interrogó acerca de si había un claro interés de Castro en el mejoramiento de las relaciones. En un memorando ultrasecreto que llegó al escritorio del presidente, el director adjunto de la CIA, Richard Helms, informó: en definitiva Howard quiere impresionar al gobierno estadunidense con dos datos: Castro está listo para discutir un acercamiento y ella está lista para discutir el asunto con él si se lo pide el gobierno de Estados Unidos. Como era de esperarse, la CIA se opuso tajantemente a cualquier diálogo con Cuba. La agencia tenía la autoridad institucional para proseguir con sus esfuerzos de frenar la revolución por medios encubiertos. En un memorando apresurado que fue enviado a la Casa Blanca el primero de mayo de 1963, el director de la CIA, John McCone, solicitó que no se diera por el momento ningún paso en el acercamiento, y apremió a que Washington fuera lo más limitado en sus discusiones en torno a un proceso de arreglo con Castro. Pero en el otoño de 1963, Washington y La Habana activamente emprendieron pasos hacia unas negociaciones reales. En septiembre, Howard utilizó una fiesta en su casa de Manhattan, en la calle 74 Este, como cobertura para la primera reunión entre un funcionario cubano (el embajador ante Naciones Unidas Carlos Lechuga) y un funcionario estadunidense (el embajador adjunto ante la ONU William Attwood). Attwood dijo a Lechuga que por lo menos había interés de la Casa Blanca en las conversaciones secretas, si existía algo de lo cual hablar. También apuntó quela CIA maneja la política con Cuba. Tras la reunión, Castro y Kennedy utilizaron a Howard como intermediaria para comenzar a pasar mensajes en torno a los posibles arreglos para efectuar una sesión de negociaciones entre ambas naciones. El 5 de noviembre, el sistema de grabaciones secretas de la Oficina Oval de Kennedy registró una conversación con su asesor en seguridad nacional, McGoerge Bundy, sobre si enviar a William Attwood (que en ese momento servía como adjunto del embajador estadunidense Adlai Stevenson en Naciones Unidas) a reunirse en secreto con Castro. Bundy dijo al presidente: Attwood tiene ahora una invitación para ir a hablar con Castro acerca de condiciones y términos bajo los cuales estaría interesado en discutir sus relaciones con Estados Unidos. Se escucha al presidente acceder a la idea, pero pregunta si es posible sacar a Attwood de la nómina antes de que vaya, para sanearlo, haciéndolo ver como un ciudadano cualquiera en caso de que se filtrara el rumor de la reunión secreta. El 14 de noviembre, Howard arregló que Attwood fuera a su casa y hablara vía telefónica con el asistente principal de Castro, René Vallejo, buscando obtener la agenda de los cubanos para una reunión secreta en La Habana con el comandante cubano. Vallejo accedió a transmitir una propuesta al embajador Lechuga, quien informaría a los estadunidenses. Cuando Attwood pasó esta información a Bundy en la Casa Blanca, éste le dijo: cuando reciba la agenda, el presidente querrá verme en la Casa Blanca para decidir qué decir y si hay que ir [a la isla] o cómo proceder. Eso fue el 19 de noviembre, recuerda Attwood. Tres días antes del asesinato. El acto final de Kennedy Pero Kennedy también envió a Castro otro mensaje de potencial reconciliación. Su emisario, el periodista francés Jean Daniel, se reunió con Kennedy en Washington para discutir el asunto Cuba. El presidente le dio un mensaje para Fidel Castro: son posibles mejores relaciones, y ambos países deben trabajar para poner fin a las hostilidades. El 22 de noviembre Daniel pasó ese mensaje a Castro, y los dos lo discutían con optimismo en el almuerzo cuando Castro recibió una llamada telefónica informando que le habían disparado a Kennedy. Esto es terrible, dijo Castro a Daniel, dándose cuenta de que su misión se había abortado por la bala de un asesino. Ahí quedó tu misión de paz. Entonces Castro predijo con precisión: van a decir que nosotros lo hicimos. Entre las controversias que continúan en torno a posibles teorías conspirativas, lo que se pierde en la discusión histórica del asesinato es que el último acto de Kennedy como presidente fue acercarse a Castro y ofrecer la posibilidad de una relación bilateral diferente entre La Habana y Washington. Cincuenta años después, el potencial que Kennedy avizoró, en relación con una coexistencia entre la revolución cubana y Estados Unidos, tiene todavía que cumplirse. Como parte de la conmemoración de su legado, debemos recordar, reconsiderar y revisar su visión de un cese de hostilidades en el Caribe. Peter Kombluh dirige el Proyecto de Documentación sobre Cuba en el Archivo de Seguridad Nacional en Washington y es coautor, con William LeoGrande, del libro de próxima aparición Talking with Cuba: The hidden history of diplomacy between the United States and Cuba (Cubadebate) (Tomado de La Jornada, México. Traducción: Ramón Vera Herrera)